En el nombre del padre

Insúa quiere dedicarle su primer gol a River y el triunfo a su papá, Jorge, un fanático xeneize que llevó al Pocho cuando tenía 6 años al baby de Gimnasia de Vélez Sarsfield; "Si jugamos como ante Vélez, Racing y Tigre, podemos ganar", analizó
Federico tenía 6 años y jugaba al baby fútbol para Gimnasia y Esgrima de Vélez Sarsfield. Fue antes de que pasara a Club Parque. Papá Jorge, obvio, lo acompañaba a todas partes. Ya no se sorprendía por la habilidad que tenía su hijo en la pierna izquierda, pero masticaba bronca porque prefería el pase-gol a un compañero que el remate al arco. Cansado de pedirle que pateara más, un día lo agarró antes de un partido y le dijo que le iba a dar cinco pesos de premio por gol convertido. Federico hizo once goles en los próximos partidos y fueron los 55 pesos que Jorge más disfrutó pagar. El tiempo, encima, luego de pasar por Argentinos, Independiente y Málaga, logró que su hijo se ponga (a los 29, y por segunda vez), los colores azul y oro, por los que Jorge se fanatiza.

"Mi viejo se pone muy nervioso. Está esperando el clásico del domingo con mucha ansiedad. ¡Y eso que el que juega soy yo! Decí que tengo la experiencia suficiente para que se tranquilice un poco. Ojalá que ganemos y se lo pueda dedicar a él porque, la verdad, sufre mucho. ¿Cuánto le cobraría hoy por un gol? (risas) No, mientras él esté feliz viéndome con esta camiseta y con las ganas con las que me ve... Todo el sacrificio que hicimos para poder estar otra vez acá. Ojalá le pueda dedicar un gol y regalar un triunfo y que él lo pueda disfrutar también", dijo Insúa ayer a LA NACION. Sería, además, un plus a su carrera, ya que Insúa nunca le pudo anotar a River.

Estuvo cerca en el Apertura 2005, superclásico muy chato que terminó 0 a 0, con Basile y Merlo en los bancos de suplentes: "Esa jugada (un zurdazo cruzado dentro del área) me la acuerdo porque fue clave. ¡Cómo no me iba a ir con bronca! Yo recién llegaba a Boca y la tiré afuera. Lo bueno es que después se dieron los títulos. Encima el partido fue malísimo. Ahora estoy contento de volver a vivirlo. Me siento un privilegiado de poder jugar un partido así. Tengo mucho optimismo y fe que si jugamos como en los últimos partidos ante Vélez, Racing y Tigre, lo podemos ganar", comenta el Pocho.

-Hicieron una buena gira, luego arrancaron mal el torneo y quedaron fuera de la Sudamericana y ahora tratan de recuperarse. ¿Qué les pasó?

-Tuvimos un bajón, como les pasa a todos los equipos. Ahora los que están arriba están perdiendo puntos y habían arrancado mejor que nosotros. Para mí es un ida y vuelta, es un poco de equilibrio. Lo bueno es que reaccionamos en el momento justo y eso te mete en la pelea otra vez.

-¿Temieron por la renuncia de Basile que no pudieran convencerlo para que siga?

-Pero fue un mal comienzo. Faltaba mucho. Boca te da una exigencia que por ahí no tienen otros clubes. Si no conseguís resultados siempre pasa algo. Pero todos queríamos que siga Basile.

-¿Llegan mejor ustedes?

-No lo digo yo, lo dicen los resultados. Igual va a ser difícil y duro. Ellos buscarán salir del mal momento y nosotros si ganamos nos prendemos, y ya saben los demás equipos que Boca es candidato.

-¿Cómo te sentís con Riquelme y Gaitán?

-Bien, si bien es una posición distinta. Nada que ver ser enganche con la del volante por izquierda... Sí, de los tres soy el más sacrificado, pero el grado de responsabilidad es de todos por igual.

-Antes de Vélez dijiste: "El domingo ganamos y no paramos más" . ¿Fue convencimiento o deseo?

-Fue algo anímico, que había sentido en el vestuario. Veía que todos pensábamos así, que no podíamos seguir perdiendo y que teníamos que hacer algo más para ganar. Decíamos que Coco no se podía ir a que había que ganarle sí o sí a Vélez. Y encima se ganó jugando bien. Ahora que el equipo está bien, no podemos bajar de eso.

-Igual, para ser campeones deben mejorar.

-No es que estamos muy contentos con el nivel que tenemos. Todavía nos falta, pero campeón sale uno solo y hay muchos equipos que andan bien. Boca igual está obligado a ser candidato y pelear hasta el final.

11 titulares repetirá por 1era vez Basile: Abbondanzieri; Ibarra, Cáceres, Paletta y Monzón; Battaglia, Rosada e Insúa; Riquelme; Gaitán y Palermo.

* El libro "Los chicos xeneizes"

Boca y la Fundación S.O.S. Infantil presentaron el programa "Los chicos xeneizes". Con la presencia del presidente Jorge Ameal y Martín Palermo (padrino de la institución), se explicaron las actividades que reúnen a 250 chicos de bajos recursos.

Comentá la nota