Nombran director en el Indec a otro hombre de Moreno

Nombran director en el Indec a otro hombre de Moreno
El profesor de estadística y ex piquetero Claudio Comari supervisará la encuesta que mide la pobreza
Un mes y medio después de haber prometido públicamente un "fortalecimiento institucional" del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), el ministro de Economía, Amado Boudou, designó ayer en el organismo a otro funcionario de confianza del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. Se trata de Claudio Comari, especialista en estadísticas, que ocupará el cargo de director de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), un indicador decisivo que mide la pobreza y la desocupación, dos de los relevamientos más sospechados de manipulación.

Comari es psicólogo, ex militante del movimiento piquetero Barrios de Pie y un hombre denunciado por la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) por haber formado parte de lo que ese gremio llama "la patota de Moreno". Fue designado mediante el decreto 1146, publicado ayer en el Boletín Oficial, "con carácter transitorio" en el cargo, que deberá ser cubierto en el término de 180 días. En realidad, Comari ya ocupaba informalmente esa dirección, como otros colaboradores de Moreno, desde que empezó la intervención, en enero de 2007. Desde entonces, muchos de los movimientos en el Indec fueron informales: las órdenes, por ejemplo, siempre se dieron de palabra, sin registros escritos. Un resguardo que no impidió que dos dictámenes -uno del ex fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido y otro del fiscal Carlos Stornelli- reconstruyeran los hechos y denunciaran las irregularidades ante la justicia federal.

Según los considerandos del decreto, el cargo estaba vacante y "por la particular naturaleza de las tareas" resultaba indispensable cubrirlo transitoriamente para "asegurar el normal desenvolvimiento del organismo". El texto destaca que "la persona propuesta cuenta con las condiciones exigidas para el cargo" y que "dicha cobertura cuenta con el financiamiento correspondiente" en partidas específicas del presupuesto del Indec. El nombramiento se produjo un día después de una declaración polémica del director técnico del Indec, Norberto Itzcovich. Durante una conferencia de prensa en la que explicaba cómo se elabora el índice de precios al consumidor (IPC), Itzcovich admitió que el organismo no corregiría los datos cuestionados porque eso podría tener "implicancias legales".

La lucha y el cargo

La controversia recrudeció ayer, cuando el diario Crítica recordó pasos no tan recientes del director del organismo: el 20 de marzo de 2007, con la primera embestida de Moreno en las estadísticas, Itzcovich había firmado, junto con otros empleados, una nota en contra de la manipulación de las cifras de inflación (ver aparte). Ayer, en declaraciones a Radio El Mundo, Itzcovich se disculpó: "Cometí el mismo error que cometieron muchos, de firmar algo sin tener todo el conocimiento y la información". Y agregó que había cambiado de opinión sobre la cuestión porque no era "terco".

En ese contexto, la designación de Comari provocó críticas entre los sindicalistas de ATE. "Es parte de la intervención", dijo a LA NACION Raúl Llaneza, delegado de ese gremio, que contrastó con ironía el presente y el pasado del funcionario. "Ahora muestra menos lucha y más cargo. Viene haciendo desde hace tiempo el trabajo sucio de la intervención y avalando las políticas de manipulación en las estadísticas de pobreza e indigencia."

Cuando Itzcovich condenó la manipulación

* En marzo de 2007, Norberto Itzcovich firmó una nota contra la manipulación en el Indec, recordó ayer el diario Crítica. "Los abajo firmantes queremos hacerles llegar nuestra preocupación acerca de los hechos relacionados con el cambio de la metodología de cálculo y los procedimientos para el índice de precios al consumidor del Gran Buenos Aires de enero de 2007 en adelante. Ese indicador e_SEnDen conjunto con otros igualmente sensibles a la coyuntura económica y sociale_SEnD forma parte de la voluminosa y diversa información estadística que provee el Indec y toda modificación en cualquiera de ellos que no se ajuste a criterios y métodos rigurosos [...] afecta y pone en grave riesgo la calidad, confiabilidad y comparabilidad histórica de la información, así como la credibilidad y confianza en el conjunto de las estadísticas públicas por parte de los usuarios y la población en general

Comentá la nota