Nogaleros: cayó la producción y piden asistencia oficial

La ronda de consultas que inició el RENATRE con los distintos sectores de la actividad rural no hace más que confirmar la crisis que atraviesan la producción agropecuaria provincial.
La semana pasada, los empresarios olivícolas sinceraron -con números- una crisis que les quitó cualquier margen de rentabilidad. Ayer, los nogaleros analizaron sus problemáticas en las que inciden algunos factores en común y otros que los afectan por el carácter minifundista de su producción.

El diagnóstico del sector rural continuará -según anticipó la titular del RENATRE, Myriam Juárez- la semana próxima con la convocatoria a productores ganaderos.

De la reunión con los nogaleros surgieron ayer algunos planteos que, seguramente, coincidirán con los de otros sectores del agro: por caso, la necesidad de reconocer el aporte que como privados hacen a los ingresos públicos y, al mismo tiempo, la importancia de conseguir, en ese razonamiento, mejores condiciones de financiamiento para sus inversiones y el acompañamiento estatal en políticas que apuntalen la producción privada. "El apoyo del sector público es fundamental para el desarrollo agropecuario de la provincia y el desarrollo de la actividad privada en general. Los que vivimos exclusivamente de la actividad privada, vivimos pregonando que hay que desactivar el sector público y promover el sector privado; y la nogalicultura es una de los sectores que más puede crecer", destacó Garriga. Es que después del olivo, la del nogal es la segunda producción más importante en Catamarca. Con un promedio de producción de 4,5 millones de kilos por año -precisaron los productores- la provincia se ubica como la primera productora a nivel nacional y junto con La Rioja representan el 80% de las nueces argentinas. Sin embargo, este año el clima resultó adverso: heladas tardías y el granizo terminaron afectando un 60% -en promedio- de la producción. Por estos factores, el volumen de producción cerrará este año -se estima- en 3 millones de kilos de nueces, bastante lejos de la producción promedio.

Los productores coincidieron en la necesidad de obtener mejores condiciones de financiamiento para poder ampliar la inversión en riego, reconversión varietal y tecnología. También consideran vital sumar la producción de los pequeños productores para poder negociar en bloque -y sin intermediarios- un mejor precio para sus nueces.

Diagnóstico

"La estrategia en esta etapa es trabajar con los sectores productivos y cuando tengamos un panorama completo, hablar con el Estado", explicó Juárez acerca de las reuniones que viene promoviendo en ámbitos del RENATRE. La semana próxima serán los ganaderos los que evaluarán su situación.

Comentá la nota