Noche y seguridad en la mira

El feroz ataque supuestamente perpetrado por menores al ex futbolista Fernando Cáceres puso otra vez en el tapete el tema de la inseguridad.
A esto debe sumarse el nuevo reclamo del gobernador Scioli para que se baje la edad de imputabilidad de los menores. Reclamo al que también se adhirieron legisladores, funcionarios e intendentes. La pelota se hace cada vez más grande y la preocupación siempre es la misma: la inseguridad y el hasta ahora sin respuesta interrogante de cómo resolverla.

De más está decir que los intendentes de los distritos de la costa atlántica -el resto también- no son ajenos a este flagelo y, de cara al verano, se muestran atentos y depositan sus esperanzas en el Operativo Sol y en la ley de Nocturnidad.

Operativo Sol

En cuanto al primero, los jefes comunales recibieron la promesa de que esta temporada serán más los efectivos destinados a cada uno de los distritos importantes de la Costa (a los pequeños -Lobería, Coronel Rosales, San Cayetano, entre otros- les sacan). El tema fue presentado por el gobernador Scioli hace alrededor de un mes en el hotel Provincial. En ese marco se dijo que sería la misma cantidad de policías que en la temporada anterior, o sea, unos siete mil. Sin embargo los alcaldes y sus funcionarios insisten con que las calles de sus ciudades se verán más reforzadas que en otros veranos. "Este año los refuerzos serían más o menos unos setenta, y nos parece un número muy importante, ya que en los últimos dos años habían sido bastante menos. Aquí, en Necochea, nos habíamos quedado sin efectivos en la playa", cuenta a La Tecla Diego Cersósimo, secretario de Seguridad Pública del distrito comandado por el radical Daniel Molina.

Pero, además del anunciado incremento de efectivos, también se espera que los mismos lleguen antes: el dispositivo de seguridad en las rutas y en las localidades balnearias daría inicio a partir del 28 de diciembre, y no el 1º o el 2 de enero, como se venía haciendo en las últimas temporadas. Así lo confirmó el intendente de General Alvarado, Patricio Hogan. "A diferencia de otras temporadas, esta vez el personal policial llegaría en dos tandas: algunos antes del 1º de enero y el resto, la tanda más grande, estaría llegando el 1º a la tarde", manifiesta el hijo del diputado Tomás Hogan.

"Queremos llevar tranquilidad y los mejores servicios para el turista. Sabemos del esfuerzo de los municipios de cara al verano, y desde la Provincia queremos coordinar todo lo necesario para garantizar seguridad", decía el Gobernador al momento del anuncio de los siete mil policías y los más de doscientos patrulleros, que seguramente también servirán de apoyo en todo lo concerniente a la tan afamada noche costera.

Nocturnidad

Y para que esa fama siga creciendo por el colorido y el disfrute y no por los incidentes y los excesos, tanto los distritos chicos como los grandes organizan la manera de encarar la nueva ley de Nocturnidad. Algunos prefieren acatar la norma tal cual sea promulgada, y los menos, sumarle o restarle algún que otro punto, sobre todo relacionado con la minoridad. En Pinamar, por ejemplo, a raíz de un trágico hecho ocurrido durante la temporada pasada, se conformó la fundación Proyecto Padres, que elaboró una serie de proyectos y los presentó al Ejecutivo para su aplicación. Entre las medidas se destacan los controles de alcoholemia en el ingreso a los boliches y la prohibición de la permanencia de menores si en el lugar se vende alcohol.

El verano está a un paso. Las cartas, sobre la mesa. Sólo resta esperar que sean bien jugadas, con criterio y responsabilidad. Allá por marzo llegará el tiempo del análisis y la reflexión. Y que sea sólo eso, sin que haya que corregir ni reprochar.

Comentá la nota