"El 28 a la noche el país entero va a festejar la derrota de los Kirchner"

Alberto Rodríguez Saá pasó por Mar del Plata para darle su apoyo a los candidatos locales del Frente Es Posible y no ahorró críticas contra el Ejecutivo nacional.

"Néstor Kirchner entró al gobierno de su esposa por la ventana y, tal vez, decida también que ambos salgan del poder por otra ventana, en caso de una dura derrota electoral este domingo", aseguró Alberto Rodríguez Saá, gobernador de San Luis y máximo referente del Frente Es Posible, durante su visita a la ciudad con el objetivo de apoyar a los candidatos marplatenses y hacer conocer sus propuestas. Y enseguida recalcó: "Si deciden adelantar los comicios para el año próximo los vamos a denunciar por fraudulentos, pero también aceptaremos el desafío y vamos a participar de la contienda".

El líder del Frente Es Posible estuvo acompañado por la primera postulante a diputada nacional bonaerense Constanza Guglielmi, la aspirante a senadora provincial Patricia Pérez y por el primer candidato a concejal Carlos Fernando Arroyo.

El mandatario puntano vaticinó posibles problemas de fiscalización el 28 de junio y agregó que "los Kirchner ya han perdido la elección. Van a sacar entre 28 al 30% de los votos. Con algún fraude que puedan hacer, tal vez lleguen al 32 o 34%. En otras palabras, la oposición habrá sacado dos de cada tres sufragios. Eso será para ellos una gran derrota".

Con respecto a posibles problemas de gobernabilidad que podría afrontar el país si los representantes de la Casa Rosada son derrotados, estimó que "el 28 a la noche el país entero va a festejar la derrota de los Kirchner y no habrá ningún tipo de problemas. Se va a terminar con la politiquería de prometer y prometer sin cumplir nunca".

Con respecto a la situación interna del movimiento fundado por Juan Domingo Perón, el gobernador dijo: "Quiero dar la batalla interna, quiero participar de una interna del justicialismo. Se tiene que acabar con la dedocracia. Los dedos están demasiado lejos del cerebro. Hay que volver a decidir con la cabeza y no con el dedo índice".

En otro tramo de la conferencia de prensa, el líder del Frente Es Posible sostuvo que "Argentina no se merece este país de politiqueros. Debemos reunirnos los intendentes, los gobernadores, los legisladores y el gobierno nacional para elaborar un Plan de Seguridad Nacional. No pueden seguir ocurriendo hechos desgraciados como la muerte de otro taxista (sucedido la semana pasada en Mar del Plata)".

En Mar del Plata

Sobre la elección en la ciudad, el mandatario puntano expresó: "Estoy muy orgulloso de nuestros candidatos y del trabajo realizado en estas últimas semanas. Los Kirchner, con su tramposo adelantamiento de las elecciones, nos obligaron a correr contra reloj".

Por su parte, el doctor Arroyo manifestó: "Me une a Alberto el hecho de que ambos queremos la unidad del país por sobre todas las cosas. El gobernador es una persona honesta e inteligente, que abraza la causa del federalismo igual que yo. Es un dirigente al que admiro profundamente".

Al referirse al tema insoslayable de la realidad de Mar del Plata como lo es la muerte de un taxista la semana última, el aspirante a concejal enfatizo que "la policía bonaerense es un elefante blanco que se encuentra a 400 km de distancia y no puede entender lo que pasa en el resto de una provincia tan gigantesca. Por eso, plantearemos desde el Concejo Municipal la creación de una fuerza del orden municipal, que esté cerca de los problemas de la gente". Y en ese sentido propuso que el problema de la inseguridad sea enfrentado a través de "un plan integral que involucre no sólo a la policía, sino también la mejora en las condiciones de iluminación, la arquitectura y el diseño de las urbanizaciones, la situación en nuestras playas y también la problemática del tránsito"..

Sobre el final del encuentro con los periodistas, el primer aspirante a concejal del Frente Es Posible recalcó que "Mar del Plata debe comenzar a planificarse nuevamente. Debemos convertirnos en una urbe industrial que tenga trabajo para su casi millón de habitantes durante todo el año y no sólo dos meses de verano". Y culminó vehemente: "Hoy ya no somos la "ciudad feliz", somos un sitio infeliz, con chicos de la calle y homeless que duermen en los espacios públicos".

Comentá la nota