NI NOCHE DE PAZ NI NOCHE DE AMOR Los K y los anti K se tiraron con todo en las Fiestas

Duhalde, Cleto, Carrió y Massita rellenaron su "matambre político" con acusaciones mutuas sobre la trasparencia -o la falta- del Gobierno.
Los célebres versos navideños “noche de paz, noche de amor” contrastaron con el “todos contra todos” que impuso la lógica política en Argentina, en donde la celebración del nacimiento del niño Jesús, llegó cargada de filosas críticas cruzadas entre duhaldistas, cobistas, lilistas y kirchneristas.

Como para culminar un año de mucha actividad pública, que lo colocó definitivamente fuera de las tradicionales sombras que se autoimpuso durante la presidencia de Néstor Kirchner, el ex mandatario Eduardo Duhalde advirtió que en el Gobierno nacional y en el justicialismo hay “una falta de republicanismo y funcionamiento democrático que espanta”. A su vez, aseguró que la característica de este Gobierno “es elegir funcionarios y no respetarlos para nada”. “Esta forma de gobernar no es conducir, es mandar, mandar a partir de que se tiene el dinero”.

También aportó su cuota clásica de denuncias a líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió. Consideró que “no hay diferencia” entre el ex presidente Néstor Kirchner y el líder de una de las bandas delictivas más famosas del país, el “Gordo” Valor. “Es un ciudadano que ejerce el poder de facto”, declaró.

Otro que aprovechó la exposición que le dio compartir escenario con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a dos días de Navidad, fue el vicepresidente Julio Cobos. "Nada más (puedo) atender los reclamos, lo que pide la ciudadanía, otra posibilidad no tengo”, dijo en obvia referencia a su distanciamiento del oficialismo del cual el mismo formó parte. Luego reflexionó que "a lo mejor se vuelve incómodo" su permanencia en el Gobierno.

Por parte del oficialismo, el encargado de frenar el avance de las críticas fue el jefe de Gabinete Sergio Massa. "En Argentina hay dos realidades: los tenemos la preocupación concreta frente a la crisis internacional” y “vemos a otros sectores que tienen responsabilidad institucional preocupados simplemente por ver en el minué de las candidaturas cuál es el lugar que le toca el año que viene".

Comentá la nota