Nixon: "La prensa, el establishment y los profesores son el enemigo"

El Archivo Nacional divulgó ayer diálogos secretos entre el ex presidente y Henry Kissinger.
En diciembre de 1972, atrincherado en la Casa Blanca, el presidente de EE.UU. Richard Nixon tenía la cabeza llena de enemigos. "Nunca lo olvides. La prensa es el enemigo. El establishment es el enemigo. Los profesores son el enemigo. Escribe esto cien veces en una pizarra y nunca lo olvides", le dijo a su consejero de Seguridad Nacional, Henry Kissinger, en el Salón Oval, mientras una grabadora tomaba registro de todo el diálogo sucedido apenas cuatro días antes de que la aviación norteamericana lanzara un infierno de bombas sobre Hanoi. Treinta y seis años después, el Archivo Nacional estadounidense hizo pública esa conversación y muchas otras mantenidas entre el jefe de Estado y sus asesores. En total, ayer, fueron desclasificadas 198 horas de grabaciones registradas en la Casa Blanca en esa época y 90.000 documentos.

Claramente, la guerra de Vietnam, cada vez más impopular, aturdía al presidente. La campaña de bombardeos masivos sobre Hanoi y Haiphong tenía la intención de forzar a Vietnam del Norte a tomarse más en serio las negociaciones de paz empantanadas en París.

"Los vamos a bombardear", le informó Nixon a Kissinger y a su otro consejero Alexander Haig, dando luz verde a uno de los actos más controvertidos y polémicos de la guerra. "Los vamos a calentar en Navidad, entonces el 3 de enero, será la retirada."

Tiempo después Kissinger calificó esa decisión como la más solitaria que Nixon había tomado hasta entonces. Según los documentos, el Secretario de Defensa, Melvin Laird, había enviado un informe a Nixon desaconsejando que aplicara mano dura en la etapa final de Vietnam.

Laird, preocupado por la creciente oposición de la sociedad a la prolongada guerra de Vietnam, emitió un memorando secreto con éstas y otras recomendaciones para Nixon .

El documento, de siete páginas, advierte al presidente sobre los inconvenientes de una propuesta del mando militar para realizar una campaña aérea y marítima de alta intensidad contra Vietnam del Norte, tras la congelación de las conversaciones en París. Laird señaló que ese plan tendría "grandes costos y riesgos sin claros beneficios militares o políticos".

En su análisis considera que, con las negociaciones detenidas, con una reducción del combate en Vietnam del Sur y con un creciente descontento en EE.UU., "debemos considerar la situación y determinar la mejor acción". Sin embargo, Laird envió su memorando cuando el gobierno de Nixon ya bombardeaba en secreto Camboya, con el objetivo de destruir los puntos neurálgicos de las tropas norvietnamitas.

Nixon finalmente ordenó el denominado "bombardeo de Navidad" sobre Hanoi, cuando se estancaron las negociaciones de paz. Los intensos bombardeos realizados por aviones B-52 sobre Hanoi y Haiphong se extendieron durante las últimas dos semanas de diciembre de 1972 para obligar a Vietnam del Norte a tomar una postura firme en las tratativas.

Es cierto que las negociaciones volvieron a arrancar a principios de enero y rápidamente llevaron a un acuerdo pero en gran parte, sobre los términos que ya habían sido negociados antes del bombardeo.

El Archivo Nacional desclasificó ayer grabaciones de audio de esa época, que cubren el período previo al bombardeo y su ejecución, así como las conversaciones de Nixon con algunos de sus asesores durante el período de reelección o sobre el caso "Watergate", que lo llevó a dimitir en 1974, convirtiéndose así en el primer presidente de la historia de EE.UU. en renunciar.

En total son 198 horas de grabaciones registradas en la Casa Blanca, entre noviembre y diciembre de 1972, que recogen 1.398 conversaciones. Además también han sido desclasificadas 90.000 páginas de material documental.

Esta es la 12° apertura de documentos y cintas de Nixon que hace la Casa Blanca desde 1980. Están disponibles en la página de internet www.nixonlibrary.gov.

Comentá la nota