En el nivel medio sólo la mitad del alumnado asistió a clase

Ayer se reiniciaron las actividades en las escuelas secundarias con un registro de ausentismo que se ubicó en el 50 por ciento, porcentaje en el cual coinciden el Ministerio de Educación y los gremios
El retorno a clase de los alumnos del nivel medio produjo una coincidencia entre la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin y los dirigentes de gremios docentes, al sostener que hubo un ausentismo del 50 por ciento. No obstante, la titular de la cartera educativa de la provincia, admitió que en escuelas del interior, el presentismo alcanzó un 70 por ciento, de acuerdo a los datos proporcionados por las supervisoras.

Las actividades se reiniciaron luego de los exámenes previos que ya se habían programado, llegando a cumplirse los pronósticos de los sindicalistas, en cuanto al alto ausentismo del alumnado, ya que sólo la mitad de los alumnos concurrió a las escuelas y colegios.

"De a poco estamos volviendo a la normalidad", señaló la ministra, indicando que se está monitoreando la situación sanitaria conjuntamente con el Ministerio de Salud de la provincia. Sostuvo que no se observaron incrementos de casos de Gripe A, sino que la provincia se encuentra en una meseta, que se caracteriza por el mantenimiento en la cantidad de casos.

"La población tiene que saber que el virus no se va por el momento. Tenemos que aprender a convivir con él, tomando todas las medidas de prevención", expresó. En relación a la distribución de alcohol en las escuelas de la provincia, Temkin, aseguró que "el fin de semana se trabajó en el reparto y que el martes pasado comenzaron a repartir bidones de cinco litros de alcohol para que se pueda reponer cuando sea necesario". También anunció que el viernes recibirán 4.000 litros de alcohol facilitados por la farmacia oficial al Ministerio de Educación.

Posición gremial

René Zavalía, representante de AMET (Asociación del Magisterio de la Enseñanza Técnica), señaló que la inasistencia reveló un porcentaje de 50 por ciento en las escuelas. "La gente todavía tiene temor y eso se ve reflejado en las aulas. El gobierno dice que los casos de gripe están descendiendo, pero en México está resurgiendo la enfermedad", destacó.

En tanto, Isabel Ruiz, principal referente gremial de APEM (Agremiación de Personal de la Enseñanza Media), coincidió en que sólo asistieron la mitad de los alumnos a los establecimientos educativos. Sin embargo, según manifestó Ruiz "la inasistencia fue dispar en distintos lugares de la provincia. En Lamadrid fue del 90 por ciento, mientras que en escuelas de Concepción se registró un 15 por ciento. En la Cocha y otras zonas del sur de la provincia la ausencia rondó entre un 40 y un 50 por ciento, tal como sucedió en nuestra capital" explicó.

A pesar de los intentos del Gobierno por volver a la normalidad, la actividad educativa reflejó esta semana un ritmo irregular. Es que las controversias surgidas a partir de la cantidad de casos de infectados por Gripe A, y el grado de efectividad de las medidas propulsadas por el Gobierno, para evitar contagios en las escuelas, todavía siguen siendo motivo para que los padres, no manden a sus hijos a clases.

Desde el sector gremialista informaron que les preocupa la desigual distribución de frascos de alcohol a las escuelas, asegurando que las instituciones con más de 1.500 alumnos "no pueden arreglarse con un solo frasco". Por otra parte, denunciaron que a pesar de que el Gobierno declaró que estaban dadas todas las condiciones para reiniciar las clases, "se constató que hay escuelas que no tienen personal de maestranza, justamente en este momento en que se necesita mayor control en la limpieza", indicó la secretaria de APEM, destacando el buen criterio de las autoridades educativas de Tafí Viejo, que ante la falta de agua en las escuelas, decidieron suspender las clases hasta que se restaure el servicio.

Cambio de roles

Isabel Ruiz, agregó que en el día de ayer se detectaron casos de chicos enfermos en la ciudad de Concepción, y que los docentes los mandaron de regreso a sus hogares, para no correr el riesgo de más contagios. Justamente, en relación a la labor que realizan los docentes, siguiendo el Plan de Contingencia elaborado por el Gobierno, Ruiz señaló que "el programa no tuvo el tiempo necesario para instaurarse correctamente", insistiendo en que "los docentes no están preparados para cumplir el rol de agentes sanitarios, no pueden saber si un chico tiene gripe, bronquitis o un simple resfrío", aclaró. La representante gremial comentó que el manual con las medidas del plan de contingencia se les entregó un jueves y los docentes recién lo tuvieron en su poder el lunes cuando se reintegraron a sus puestos de trabajo. "Se tendría que haber dado una semana para estudiar el material y coordinar con los padres las medidas a tomar, como se hizo en México", explicó.

La dirigente también destacó que se le está exigiendo al docente, pero que en muchas escuelas faltan los elementos necesarios para combatir la expansión del virus, asegurando que "los grupos centinela" no tienen ni barbijos, de esta manera "cómo vamos a tener un retorno saludable a las aulas" destacó Ruiz, quien aseguró que las directivas del Gobierno a los establecimientos escolares fue tratar de lograr un alto grado de presentismo. Sin embargo, "eso no se está cumpliendo, porque las condiciones no están dadas y, en última instancia, son los padres quienes deciden si sus hijos asistirán a clases o no", concluyó

Comentá la nota