Ningún vocal de la Corte podría juzgar a una fiscala

El titular del alto tribunal, Antonio Estofán, advirtió que los cinco miembros pidieron la destitución de Frías de Ruiz.
El presidente de la Corte, Antonio Estofán, conjeturó que, eventualmente, ningún miembro del Poder Judicial podría integrar el Jurado de Enjuiciamiento en el supuesto de que la comisión de Juicio Político de la Legislatura decidiera someter a un proceso de destitución -ante dicho Jury- a la fiscala III de Instrucción de Concepción, Eva Frías de Ruiz, teniendo en cuenta la denuncia formulada contra esta por la propia Corte.

De acuerdo con la interpretación de Estofán, como los cinco vocales del alto tribunal, por medio de una acordada, pidieron la destitución de la fiscala, ninguno de ellos podría representar a la Corte en el Jurado de Enjuiciamiento. Pero agregó que tampoco podría hacerlo ningún camarista -en reemplazo de los integrantes naturales de la Corte y por excusación de estos últimos-, porque tal posibilidad no está prevista por la Constitución y no ha sido dictado el reglamento a partir del cual funcionará el Jury.

Composición incompleta

Como consecuencia, Estofán sostiene que el Jurado de Enjuiciamiento podría funcionar perfectamente integrado por siete miembros: cinco legisladores, y los representantes del Poder Ejecutivo (el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez) y de los abogados que ejercen la profesión (Silvia Peyracchia); es decir, sin el octavo integrante que prevé la Constitución: el referente de la propia Corte Suprema de Justicia.

Esta composición incompleta del Jury repercutiría en el cómputo de "los dos tercios de los miembros del Jurado" que la Carta Magna exige que se manifiesten en el mismo sentido para que, eventualmente, proceda la destitución de un magistrado.

En cambio, la constitucionalista María Angelica Gelli se ha manifestado a favor de que se mantenga incólume la representación de los diferentes estamentos que integran estos órganos. Lo hizo específicamente cuando criticó el anterior Reglamento Procesal del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados de la Nación. Este permitía que, frente a una hipótesis de excusación o recusación que alcanzara al representante titular y suplente de un estamento (por ejemplo, el de los jueces), estos fueran reemplazados por otro miembro suplente, aun cuando pertenecieran a un estamento diferente (por ejemplo, el de los legisladores). En su Constitución de la Nación Argentina comentada y concordada, la catedrática advertía que esa disposición era inconstitucional, porque "no sólo un nivel representativo quedará incompleto, sino que otro estará sobrerepresentado".

En el mismo sentido, en el libro Proceso para la remoción de los magistrados, Enrique Sosa Arditi y Luis Jaren Agüero manifiestan -también en relación con el Jury que funciona en el orden nacional-: "la naturaleza del tribunal de enjuiciamiento hace que deba permanecer siempre integrado por un número igual de miembros del Poder Judicial, legisladores y abogados".

Sobre la fiscala Frías de Ruiz, además, pesa otro pedido de destitución ante la Legislatura presentado por el Colegio de Abogados del Sur.

Comentá la nota