Ningún CAM del país se integra con dos miembros de la Corte

No hay precedente de la exclusión del estamento de los abogados en la selección de jueces. En el orden federal, el máximo estrado judicial no tiene representantes en el Consejo de la Magistratura ni en el jurado enjuiciador.
Si el diseño anunciado por el gobernador, José Alperovich, finalmente es sancionado por la Legislatura, el Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) de Tucumán tendrá dos notas inéditas en la Argentina. Será el primero en estar integrado por dos representantes de la Corte Suprema de Justicia y será el único en el país en no contar con la voz del estamento de los abogados que ejercen libremente la profesión. El mandatario confirmó el lunes pasado que el futuro CAM será formado por tres legisladores (dos oficialistas y un opositor) y por tres magistrados (dos jueces supremos y un camarista).

Salvo en los casos de la Ciudad de Buenos Aires, La Rioja y Santa Fe, en el resto de los Consejos de la Magistratura, las Cortes están representadas, pero con un miembro. En la mayoría, se deja librado a los propios vocales de esos tribunales la elección de quién los representará. Las excepciones son San Juan y Chaco, donde el consejero de la Corte surge de un sorteo; y Río Negro, Chubut y Santiago del Estero, provincias en las cuales el titular del Superior Tribunal encabeza también el órgano encargado de la selección de los interesados en acceder a la judicatura.

En el orden federal, desde 2007, a partir de la entrada en vigencia de la Ley 26.080, que redujo de 20 a 13 el número de miembros del Consejo de la Magistratura de la Nación, la Corte federal ya no tiene representante en ese órgano ni en el Jurado de Enjuiciamiento.

En las provincias, cuando se prevé que en los Consejos haya más de un miembros del Poder Judicial, por lo general, se fija que, además del vocal de la Corte y/o del titular del Ministerio Público Fiscal (como en Catamarca o en Río Negro), estén representados jueces, defensores y fiscales de todas las instancias. La tendencia es que estos elijan a quien será su consejero por medio de elecciones Es lo que ocurre en Mendoza, Ciudad de Buenos Aires, Salta, Santiago del Estero, Santa Cruz y Corrientes, entre otras. En cambio, Formosa y Chaco prevén sorteos.

Omisión deliberada

Otra nota llamativa del caso local es la exclusión del estamento de abogados que ejercen la profesión.

De esta omisión no hay antecedentes en el país. Por el contrario, en las otras provincias suele encomendarse a los Colegios de Abogados la convocatoria y el control de los comicios de los que han de surgir los consejeros que actuarán en nombre de ese segmento. Es lo que sucede en Corrientes, Formosa, Mendoza, provincia de Buenos Aires y La Pampa. En esta última se prevé, incluso, la intervención del Consejo Profesional de Ciencias Económicas para la elección del representante de los contadores en el Consejo de la Magistratura.

Situación peculiar

Si la ley que creará el CAM ordenase que uno de los dos vocales de la Corte que lo va a integrar debe ser el presidente, se suscitaría una peculiar situación: Antonio Gandur, titular del máximo tribunal y miembro de la Junta Electoral, debería presidir el órgano de selección de jueces, pese a que ya conforma del Jurado de Enjuiciamiento de magistrados. El 25 de junio, Gandur dimitió a este último instituto, "por los reiterados cuestionamientos" de los medios y del Colegio de Abogados, pero sus pares rechazaron su renuncia, tras valorar su gesto.

El caso satafesino

En Santa Fe, el Consejo de la Magistratura carece de representantes del Ejecutivo, de la Justicia y del Poder Judicial. Se integra con un presidente, un secretario y dos cuerpos colegiados: uno evalúa y el y otro entrevista. El órgano se encuentra en la órbita del PE y es considerado como una autolimitación del gobernador en la designación de magistrados. El Parlamento es excluido porque a él le corresponde brindar acuerdo, o no, al nombramiento de los magistrados. Y la Corte también queda afuera, en virtud de la división de poderes.

Exclusión porteña

El Consejo de la Magistratura de la Ciudad Autónoma de Buienos Aires excluye de su integración a los vocales de la Corte. Ese órgano, diseñado en la órbita del Poder Judicial, tiene una composición mixta, dado que lo integran nueve miembros que, proporcionalmente, pertenecen a tres estamentos diferentes: el judicial, el legislativo y el de los abogados que ejercen libremente la profesión. En el caso de los tres representantes del Poder Judicial, deben ser elegidos por los jueces de todas las instancias mediante votación.

Comentá la nota