"Ningún funcionario investigado fue procesado"

El magistrado platense, que ha denunciado múltiples irregularidades en torno a la connivencia entre el poder Político y Judicial, sostuvo que las causas que involucran a funcionarios son archivadas porque caen en manos de "fiscales complacientes que luego hacen carrera y son elegidos en la selección del Consejo de la Magistratura"

Luis Federico Arias es uno de los jueces platenses que ha denunciado las sistemáticas irregularidades en torno al manejo del Consejo de la Magistratura bonaerense. También ha realizado presentaciones y proyectos que contemplan modificaciones en el método de selección de magistrados, para marcar transparencia y sostener una independencia del poder judicial, respecto del poder político.

El crítico posicionamiento en torno al establishment bonaerense le ha valido represalias desde el propio ambiente jurídico, que muestra en los mismos hechos su connivencia y dependencia respecto del Ejecutivo.

"Ahora hay una novedad y es que la Cámara Contenciosa Administrativa me impide conocer las decisiones judiciales que tienen vinculación con el Consejo de la Magistratura", denunció en diálogo con diariohoy.net el magistrado.

Arias explicó que el fallo reciente "me impide a mí en particular acceder a esa información, por mi exposición pública respecto de las irregularidades que se cometen en la selección de magistrados en la provincia de Buenos Aires".

"Los conflictos judiciales que se generan en el Consejo de la Magistratura se ventilan en el Fuero Contencioso y ellos son los que me impiden obtener datos de las causas".

Arias sostuvo que lo que se está dando en su contra "es lisa y llanamente una censura. La Cámara está censurando una voz pública, me dicen ´usted no hable sobre tal tema´ porque sino no va a poder jamás atender una causa emparentada".

En ese sentido, Arias explicó que la Ley dice que "uno no puede adelantar opinión acerca de una causa, pero no me pueden decir que no puedo ser crítico del sistema".

"Con esa lógica entonces nunca voy a poder tomar una causa que tenga vinculación con el Ejecutivo, porque también tengo una visión crítica del poder político".

El magistrado platense comparó su actuación con la de otros personajes públicos con responsabilidades en la Justicia. "Entonces tampoco podrían hablar los jueces de la Corte Suprema como Fayt o Argibay", se quejó Arias.

Para el juez platense, estas "son represalias esperables. Yo desde hace tiempo he recibido cartas documentos enviadas desde el propio vicepresidente del consejo de la magistratura, Raúl Pérez, tendientes a censurar mis declaraciones públicas".

Por otra parte, Arias recuerda que "de todas las denuncias que he hecho a funcionarios nunca ninguna llegó a nada, sino que son archivadas".

"Nunca ningún funcionario investigado fue procesado, porque las denuncias son siempre archivadas. Porque en esa UFI están los fiscales complacientes que luego hacen carrera y son elegidos en la selección del Consejo de la Magistratura".

El juez Arias también fue acusado a principios de este año por el legislador sciolista y miembro del Consejo de la Magistratura, Lorenzino Matta, por no haber denunciado en la Justicia las irregularidades que Arias hizo trascender en una nota al Diario Hoy en 2008. El magistrado había remarcado al respecto que le resultaba paradójico que el pedido de Juri de enjuiciamiento haya surgido de un legislador, "cuando la libertad de expresión es uno de sus principales valores".

Una mirada histórica

"Quien tiene el poder suele abusar de él hasta que encuentra su fin, y es por eso que el poder público debe estar repartido entre tres poderes", sostuvo el juez Luis Federico Arias, parafraseando a Montesquieu y su "Espíritu de las Leyes", para definir su mirada acerca de la necesaria independencia de poderes "para que no se rompa nuestro equilibrio, para que no se rompa nuestro sistema Republicano"

Lejos del ideario de los pensadores del siglo XVIII, Arias observa que en la actualidad argentina hay otra cultura institucional, que hace que "el Partido que gobierna quiera alzarse con los tres poderes, entonces tenemos un neoabsolutismo, un dominio de un poder sobre los otros".

"Tal como funciona hoy nuestro sistema republicano, se remarca que lo preponderante es la función política, donde una persona puede desempeñarse en los distintos poderes", expresó el magistrado platense. En ese sentido, advirtió que "un legislador puede ser juez, y un juez puede ser funcionario, pero siempre sigue manteniendo una pertenencia política", por lo que la independencia, sobre todo en el ámbito judicial nunca deja de estar atada a un color partidario.

Comentá la nota