"Ningún docente deseaba empezar así el año, pero no nos queda otra"

El Secretario Gremial del Suteba local, Adrián Pippig (foto), aseguró hoy que "la postura de los docentes dorreguenses presentada ante el Plenario General del gremio es una medida de fuerza de 72 horas", frente a lo que consideró "la provocación constante del Gobierno provincial".
"Quiero pedirle perdón a los padres y a los chicos por lo que está pasando. Ningún maestro pretendía empezar el año de esta forma, pero no nos queda otra. Las autoridades bonaerenses han borrado con el codo lo que escribieron el año pasado con la mano", graficó el dirigente.

"Es necesario dejar en claro que los gremios han hecho todo lo posible para que las protestas no prosperarán. Al mismo tiempo, hay que hacer notar que el Gobierno especula con poner a la sociedad en contra de los maestros", añadió Pippig en diálogo con LA DORREGO

Comentá la nota