No hay ningún avance en las paritarias docentes

Ayer se desarrolló el segundo encuentro del año entre el sindicato docente y el Ministerio de Educación y la discusión fue la misma: el número de integrantes que debe llevar cada parte por reunión. La pulseada sigue y se continúa perdiendo tiempo.
Lejos de ponerse de acuerdo para comenzar a negociar temas que hacen a la educación y a los maestros, el Gobierno y el sindicato docente todavía pierden tiempo en una discusión que gira en torno a la cantidad de paritarios que deben estar presentes en cada encuentro.

Ayer debía realizarse la segunda reunión del año, o la primera si se tiene en cuenta que en el encuentro anterior tampoco hubo diálogo fructífero. Y como en una fotografía de aquel cruce, ayer en Ushuaia la discusión fue la misma: el Ministerio de Educación -que avalado por la Secretaría de Trabajo- exige la presencia de sólo cuatro paritarios sindicales, y SUTEF que se niega rotundamente a que cuatro de los ocho negociadores que siempre asisten a las reuniones se retiren.

Ahora las autoridades de Trabajo, que ya habían informado la nueva modalidad, igual cantidad de paritarios por cada parte, deberán decidir si se continúa con la forma anterior cediendo ante el reclamo del gremio, o la sostiene, a costas de que una posibilidad es que las paritarias queden estancadas.

En este marco los referentes del sindicato docente no dan el brazo a torcer y no hay avances: «volvieron a insistirnos con aplicar la reglamentación de la paritaria ateniéndose a la Ley 424, obviamente hay una diferencia de criterios entre como el Ministerio de Trabajo interpreta la Ley y como la interpretamos nosotros», dijo ayer la secretaria de SUTEF Río Grande, Norita Bustos, quien recordó que las paritarias funcionan así desde el año 2004 cuando comenzaron a implementarse.

«No aceptaremos esta nueva determinación, no hubo acuerdo, por lo tanto fue una reunión paritaria que en realidad se desarrolló como tal, cada parte expuso su fundamento y el Ministerio de Trabajo interpretará cada una de las posturas y tomará una decisión», manifestó.

Uno de los argumentos del sindicato es que la paridad no sólo está dada por el número de personas, «sino por las condiciones en que se sienta a discutir un trabajador frente a quienes representan al empleador».

En este sentido, Bustos mencionó que «la misma Secretaría de Trabajo que es el órgano de contralor y aplicación, está facultado para exigir al Ministerio de Educación, por ejemplo, que hay cuestiones homologadas y que el Ministerio de Educación no las está cumpliendo, por ahí también pasa la paridad».

Entre esas cuestiones enumeró que «hay un plus para maestros especiales en el Art. 76 de la Ley que establece un 15 % para los docentes que se desempeñan en esas escuelas, está homologado desde el ante año pasado y el Gobierno lo tendría que estar pagando, sólo falta que el Ministerio de Educación proceda».

Ahora las partes quedaron en una próxima reunión para el primero de abril en la Secretaría de Trabajo de Río Grande. Mientras tanto, será el Ministerio de Trabajo quien debe tomar una determinación en relación a la discusión.

Comentá la nota