Nievas consideró que el límite con San Antonio "es lo que la ley 900 dice" y rechazó que se asfalte el Camino de la Costa desde San Antonio

El concejal justicialista Luis Nievas señaló que “hay que tener claridad de todo lo que significa el arco del Golfo San Matías para los próximos años” y en ese sentido afirmó que para su bloque el límite del ejido colindante entre Viedma y San Antonio “es lo que la ley 900 dice, lo que acordaron en su momento los presidentes de los Concejos Deliberantes Nilo Fulvi y Osvaldo Baraschi y lo que todos los antecedentes históricos marcan”.
Recordó que “el artículo tres de la Carta Orgánica marca que el espacio territorial del destino de la ciudad de Viedma es lo que el departamento Adolfo Alsina significa”. Criticó además en diálogo con la agencia APP que el asfalto del Camino de la Costa comience por San Antonio y no desde La Lobería. Dijo al respecto que “nos preocupa que esto cambie de un día para el otro por una simple decisión de una o dos personas; se tiene que discutir institucionalmente”.

Señaló Nievas que “el desarrollo de todo el arco del Golfo San Matías, que tiene una potencialidad turística, marítima y productiva, no se le está dando la magnitud que tiene”.

Sobre el asfalto del Camino de la Costa cuestionó el argumento de la “demanda turística” para empezar la obra desde el puerto hacia Pozo Salado, señalando que “no sé qué significa eso de la demanda turística, si la demanda es de algunos sectores empresariales específicos. Dicen también que lo importante es que la obra se haga, pero siempre tiene que haber una finalidad que haga el desarrollo.

“Si nosotros estamos en discusión de límites y abrimos el camino desde la otra punta estamos creando un antecedente y de hecho estoy permitiendo el avanzar desde un lugar que no tiene nada que ver con lo que la historia, la geografía y los antecedentes dicen, que es desde acá hacia allá y no al revés”, enfatizó.

Destacó a la agencia APP que las expresiones de la presidente de la Junta Vecinal de El Cóndor, Amalie Ansola, en defensa que se cumpla con el reasfalto del tramo que va desde la villa marítima hasta La Lobería y luego desde allí el asfalto “han sido casi de un jefe municipal en defensa de su territorio; nadie regala nada a priori”.

Expresó que “lo que nosotros vemos es que sin haber definido los espacios correspondientes a los ejidos colindantes, sin embargo se avanza en obras que si no las resolvemos desde el punto de vista político y de los intereses de los municipios de la costa, se van a resolver a favor de otros intereses”. (APP)

Comentá la nota