Niegan responsabilidad Por los indocumentados

El director del Registro Civil de la Provincia, Daniel Ferreyra, aseguró que el marco legal vigente y las capacidades operativas del organismo permiten la normal tramitación de los DNI a todas las personas interesadas en solicitarlos.

Estos conceptos fueron vertidos en diálogo con Pregón, con motivo de la investigación encarada por el Defensor del Pueblo de la Provincia, que permitió detectar una considerable cantidad de personas indocumentadas en la zona del Ramal. Ferreyra aseguró que el desinterés o la desinformación de los indocumentados los lleva a caer en esta situación irregular.

“El Estado no es culpable de la situación de estas personas”, sostuvo y agregó que “pareciera que se las dejó abandonadas, pero no es así. Hay leyes nacionales e internacionales que las amparan, por lo tanto es responsabilidad individual concurrir a los organismos competentes para regularizar la situación propia y de sus hijos”.

Argentina trabaja desde enero de 2004 con Ley 25871 de Migraciones. Este instrumento fue duramente cuestionado desde el Registro Civil local. “Concede más derecho al de afuera que al de adentro y eso no lo sostiene sólo este funcionario, sino también la publicación judicial ‘La Ley’, escrita por y para abogados y jueces, donde se dijo que la norma es inconstitucional”, argumentó Ferreyra.

Hizo notar que “aquella persona extranjera que venga a habitar suelo argentino de forma ilegal y no tramita la documentación que acredita su condición, cuando tiene hijos nacidos en suelo argentino no los puede asentar, porque no tiene documentos” y añadió que “a continuación la historia se repite, porque cuando este hijo se hizo mayor y tuvo familia permanece en la misma condición irregular”.

“Es cierto que hay abuelos, padres e hijos sin documentos, pero no es porque el Estado le niegue a esa persona la identidad, sino porque esa persona no se acerca al Estado para aclarar su situación”, explicó.

En 2006 se realizó un operativo denominado Patria Grande, el cual consistió en que los municipios releven la cantidad de extranjeros que viven en su jurisdicción. En este marco, se procedió a confeccionar diversos formularios y a emitir una tarjeta de identificación denominada Credencial de Residencia Precaria, que no era un documento de identidad, sino que quien la portaba dejaba de estar en situación de ilegalidad para poder transitar por el país. “El operativo fue terrible, se colapso el sistema por la cantidad de gente que ingresó desde todos los puntos cardinales hacia el país, para ampararse en esta credencial, además estas personas nunca completaron el trámite que consistía en pasar por migraciones”, reseñó Ferreyra.

Aclaró que el primer documento en nuestro país es gratuito, pero el tramite para radicarse legalmente cuesta 200 pesos, además de las gestiones a realizar en el ámbito de la Justicia en caso de presentación tardía ante el Registro Civil o Migraciones.

“No se trata de correr a la gente que viene de otros países, sino de controlar más, evitar los abusos y que se digan las cosas como son”, finalizó.

Moderado interés en

los útiles a bajo precio

Lanzada a la venta la canasta de útiles escolares con precios diferenciados, en las librerías adheridas al sistema se observa un fino interés por parte de los clientes que, a cinco días de afrontar el inicio del ciclo lectivo 2009, se limitan a consultar sobre los productos disponibles, en especial la calidad de los mismos. Se estima que a partir del inicio del cronograma de pago de haberes a los agentes de la administración pública provincial, el interés se acentuará con el consecuente repunte de ventas.

Desde el viernes se pueden adquirir los productos contemplados por las canasta solidaria jujeña de útiles escolares, acordados por el Ministerio de Producción y cinco establecimientos comerciales de nuestro medio, contemplándose la posibilidad de ampliar la cantidad de librerías adheridas.

El listado de útiles contempla 27 artículos básicos de primera necesidad para cualquier niño o joven de edad escolar, los cuales se pueden seleccionar individualmente. El catálogo estará disponible hasta fines de marzo.

Durante el año pasado esta campaña solidaria no arrojó resultados satisfactorios, porque se trabajó con tres tipos de kits preestablecidos para jardín, primaria y secundaria. Debido al carácter cerrado de las ofertas, los clientes no se interesaron por adquirirlas, entendiendo que no necesitaban todo el contenido de estas o que carecían de otros elementos.

Para revertir la magra experiencia, este año se elaboró una lista de productos para que los consumidores tengan libertad de elección y conformen la canasta de útiles de acuerdo a sus necesidades.

De acuerdo a las vivencias de los responsables de ventas de las librerías incorporadas al esquema solidario (San Pablo, Sur Express, El Campeón, Fausto y Premier), los productos reúnen las cualidades necesarias para satisfacer las exigencias del año escolar.

Las firmas llegaron a un acuerdo a partir de una reunión con funcionarios de la cartera de Producción, en cuyo marco se definió las características de la operatoria.

En principio todos los productos tienen que ser de la misma marca y ser ofrecidos al mismo precio en las cinco librerías que firmaron el acuerdo. Este punto genera diferencias salvables, puesto que no todos los comercios trabajan con los mismos proveedores, es decir no se puede encontrar las mismas marcas en todas ellas. De todos modos, la calidad de los productos es acorde a las necesidades cotidianas.

Las librerías optaron por hacer pública su lista y exhibirla en sus respectivos salones de ventas, de manera que los interesados pueden consultar y seleccionar lo que les interese adquirir.

Los productos contemplados en la canasta van desde cartulinas, lapiceras, lápices de colores, papel afiche, gomas, cuadernos, repuestos, etc., con un valor aproximado de 39 pesos.

Comentá la nota