Niegan una persecución política a peronistas disidentes

Desde el Poder Ejecutivo y el oficialismo legislativo salieron al cruce de los dichos del ex vicegobernador Juri y aseguraron que el alperovismo no discrimina a quienes piensan u obran diferente.
Los dichos del ex vicegobernador Fernando Juri, quien denunció la existencia de una persecución política por parte del alperovismo al sector del peronismo disidente que lo acompaña, fueron duramente retrucados por algunos referentes del oficialismo en la provincia.

En un encendido discurso, ante los asistentes al "Encuentro de la Militancia Peronista", realizado el sábado último, en las instalaciones del club Banco Provincia, el ex titular de la Legislatura acusó de realizar una maniobra persecutoria al Gobierno de José Alperovich "que averigua permanentemente quiénes están con Juri y quiénes no". En ese contexto, aseveró que "asistimos a la peor persecución política que se recuerde en Tucumán" y dijo que el sector por él liderado "está de pie para dar batalla".

El secretario general de la Gobernación, Ramiro González Navarro, negó "terminantemente" que el oficialismo protagonice "una persecución política o algo semejante contra quienes obran o piensan diferente. Debo discrepar totalmente con mi amigo Fernando, porque este Gobierno respeta a los empleados y colaboradores y los evalúa de acuerdo a su idoneidad y eficiencia, pero nunca en cuanto a su ideología política o adhesión a determinada facción partidaria", agregó.

El funcionario lamentó "estas declaraciones, que forman parte de un discurso político y una apreciación enmarcada dentro de la campaña electoral con vistas a las elecciones del año que viene. No vemos otra razón para este tipo de expresiones", acotó. González Navarro opinó, además, que "dentro del año político que se avecina, nos acostumbraremos a este tipo de expresiones y mensajes altisonantes, que solamente tienden a arrimar agua para el propio molino de quienes los utilizan. No tuvimos ningún tipo de actitud discriminatoria ni tampoco se realizaron denuncias de persecuciones políticas por parte de los trabajadores de la administración pública ni de los organismos gremiales que los representan", subrayó.

A su turno, el legislador alperovista, José Alberto Cúneo Vergés, aseguró que "no existe en Tucumán una persecución política ni mucho menos". Según el parlamentario, "en el terreno partidario, es algo histórico que la disidencia interna del peronismo no tenga una participación demasiado activa en la toma de decisiones, pero muchas veces ocasionada por la actitud propia de quienes no están en la conducción. A nadie se lo persigue por ser peronista o por pensar de manera diferente", añadió.

Cúneo Vergés admitió que "cuando cambió el mandato de la Cámara y asumió Juan Manzur en lugar de Juri, "se dio de baja a gran parte del personal contratado por la anterior gestión, como ocurre siempre que se renuevan las autoridades. No obstante -aclaró- a muchos de esos compañeros, que justificaron su trabajo, se les dio una solución a través del Poder Ejecutivo".

En el mismo sentido, recordó que "cuando Juri estaba al frente del Parlamento y se dio de baja a muchos colaboradores de legisladores que se sumaron al proyecto de Alperovich, sobre el tramo final del mandato, nadie salió a denunciar ninguna persecución política. En cambio, Alperovich no dejó cesante a ningún peronista por ser amigo de Juri, sino que por el contrario, les solucionó la situación mediante otros medios cuando estos pudieron justificar su actividad y su utilidad dentro de la gestión", disparó.

Por último, el titular de la Comisión de Hacienda y Presupuesto de la Legislatura "estas denuncias forman parte de la necesidad de presencia política por parte de un sector que evidentemente está en campaña con vistas a futuras elecciones".

"Nostálgicos del pasado"

A su turno, el también legislador oficialista, Antonio Raed, tildó de "desafortunadas" las expresiones del ex Vicegobernador.

Para Raed, "lo que sucede es que nunca antes hubo en la provincia un proyecto político como el del actual Gobierno, que muestre un contraste tan marcado con la historia institucional anterior, y, en ese contexto, hay dirigentes nostálgicos del pasado no se adaptan a la dinámica que se le quiere imprimir a la gestión que encabeza José Alperovich". Además, sostuvo que "en cuanto a la selección de aquellos que lo tienen que acompañar en los profundos cambios implementados, la única exigencia que plantea Alperovich es que se deje de lado la nostalgia de la mediocridad y del hacer cosas a medias".

Finalmente, afirmó que "no existe en la provincia ninguna persecución política a sectores disidentes ni mucho menos. Simplemente, están quienes adscriben al actual proyecto y que son la gran mayoría de hombres y mujeres de buena voluntad que quieren lo mejor para la provincia, o aquellos ministros de los problemas, que se dedican solamente a criticar, sin aportar ninguna solución concreta y efectiva", sentenció Raed.

El PE pedirá que se resuelva en enero la causa contra la Ley de Subrogancias

La semana que comienza será determinante respecto a la continuidad de la causa que terminó poniéndole un freno a la polémica Ley de Subrogancias, que dejaba en manos de los poderes políticos la designación de jueces interinos, sin previo concurso de antecedentes y oposición.

Ello debido a que entre hoy y mañana, los únicos dos días laborables para el Poder Judicial, debido a los asuetos del miércoles, jueves y viernes próximos por la festividad de Año Nuevo, el Poder Ejecutivo elavará un planteo solicitando que el pleito se dirima durante la feria judicial de enero.

Vale recordar que el Gobierno presentó un recurso de apelación al fallo emitido la semana pasada por la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo (CAA), mediante el cual el juez Rodolfo Novillo ordenó la suspención del mecanismo puesto en marcha para la cobertura de más de 30 cargos vacantes producidos en la Justicia.

En la intención de que la resolución de ese planteo de apelación no quede para febrero, cuando vuelva la actividad a los Tribunales, el Ejecutivo elevaría hoy mismo un pedido de pronto despacho, para que la CAA declare la causa como asunto de feria y se aboque a su resolución en enero. Vale aclarar que sólo se concede ese tipo de recursos cuando la gravedad institucional del juicio en marras así lo amerita.

Comentá la nota