Niegan maniobra que frene el reclamo salarial

Niegan maniobra que frene el reclamo salarial
La CGT desmiente que el Gobierno pretenda favorecerlos con los nuevos fondos que deberán aportarse a las obras sociales.
La CGT dijo "descreer" que el Gobierno haya decidido aumentar los aportes que pagan los monotributistas a las obras sociales para favorecer a los grandes gremios y evitar que la dirigencia sindical modere sus reclamos en el marco de la discusión salarial.

Por decreto, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, decidió autorizar por estas horas un incremento de 37 a 46,75 pesos el aporte de más de 1 millón de monotributistas a las obras sociales.

Según informaciones periodísticas, la Presidenta estaría a punto de firmar otra resolución para aumentar casi el 20 por ciento el aporte que hace el PAMI a las obras sociales sindicales.

Otro de los principales reclamos de la CGT que conduce el camionero Hugo Moyano a la Casa Rosada es que se ponga un límite al traspaso de afiliados de las obras sociales a empresas de medicina prepaga.

"Yo creo que no" se decidió este decreto para favorecer a los gremios, respondió el secretario de prensa de la central obrera, Rodolfo Daer, ante una pregunta en ese sentido y argumentó que "ésta es una discusión que viene desde hace mucho tiempo con todos los gobiernos" e incluye que "todo el dinero de salud sea volcado al sistema de salud".

En declaraciones a radio Mitre, Daer insistió en este punto: "Lo que decimos es que el sistema de salud sea para el sistema de salud, no que quede en el Erario público".

El portavoz cegetista recordó que los que desde hace mucho tiempo viene planteando la dirigencia gremial es que "haya proporcionalidad en el pago" entre quien factura y quien trabaja en relación de dependencia.

"Lo que se busca es que el monotributo tenga la misma estructura de aportes que tiene el trabajador en relación de dependencia. Si no, un trabajador en relación de dependencia que gana 2 mil pesos está subsidiando la salud de aquel monotributista que factura 6 mil pesos", esgrimió.

Asimismo, Daer recordó que "el sistema de obras sociales tiene, por un lado, un aporte que va a la obra social y otra parte va al Estado, el Estado devuelve a través del APE, que es la Administración de Programas Especiales".

"La realidad es que para ese fondo se recaudan 2.100 millones y esto quiere decir que éste es uno de los pocos países del mundo en el que el sistema que se aporta para salud va a financiar el gasto público", se lamentó.

Volviendo al monotributo, Daer justificó las demandas sindicales al destacar las "asimetrías" entre quienes facturan y quienes trabajan en relación de dependencia.

"El monotributo es un esquema de facturación por el cual una persona paga, de acuerdo al nivel que tiene de facturación, franjas que van de 120 pesos a 400 pesos", indicó.

Prosiguió en este punto: "Ahora, la persona que factura 2 mil pesos si es soltero paga 37 pesos por salud y paga otro valor fijo también al sistema previsional; si factura 6 mil pesos por mes sigue pagando 37 pesos por salud y el mismo valor fijo al sistema previsional".

En la misma línea, Daer explicó que "el trabajador que está en relación de dependencia si gana 2 mil pesos entre su aporte y la contribución empresarial, aporta 180 pesos. Si gana 4 mil pesos, paga 360 pesos".

"En el caso del monotributista se rompe con la lógica que tiene el sistema de salud que es la solidaridad, que todos aportemos proporcionalmente a lo que ganamos y todos recibamos la misma prestación de salud en una actividad", apuntó.

Comentá la nota