Niegan que el laboratorio municipal esté colapsado

"No peligra la producción de medicamentos, salvo que se caiga la provincia entera". Categórico, el secretario de Salud municipal, Lelio Mangiaterra, salió al cruce de las denuncias lanzadas por los empleados del Laboratorio de Especialidades Medicinales (LEM) sobre un eventual corte de la producción de remedios e insumos hospitalarios.
   Los delegados gremiales del LEM advirtieron anteayer sobre la "delicada situación financiera" que podría afectar la producción por falta de insumos y denunciaron que los efectores públicos de salud que se abastecen del laboratorio "no están pagando los medicamentos".

   Mangiaterra salió a poner paños fríos sobre un eventual cierre del LEM. "Es como toda empresa, son deudas que existen pero que son manejables y que seguirán siendo manejables. El laboratorio podría mejorar notablemente su situación con la reforma impositiva. Estos trabajadores podrían reclamarle al Senado santafesino que destrabe la discusión legislativa y así poder salir de este apretón financiero", se despachó el funcionario.

   Según los delegados gremiales la situación comenzó a empeorar en los últimos meses. El área de líquidos y semisólidos estuvo frenado 15 días por no contar con frascos, ante la falta de pago a los proveedores. El LEM produce más de 10 tipos de comprimidos, cremas, líquidos, gotas y sueros. Estos medicamentos se distribuyen en forma gratuita en los hospitales y en los centros de salud municipales.

Tranquilidad. "No peligra la producción de medicamentos, salvo que se caiga la provincia y peligre la gestión", intentó ridiculizar Mangiaterra para aclarar que el LEM "atraviesa dificultades reales" y destacó que se trabaja "como en toda empresa para equilibrar las deudas y seguir adelante".

   Como si se tratara de un paciente, el secretario de Salud indicó que el laboratorio no se encuentra en estado terminal. "Atravesamos un nivel de gravedad intermedia".

   Los empleados del LEM se manifestarán frente al Concejo mañana, desde las 10.

Comentá la nota