Niegan el cierre de las escuelas especiales.

La jefa del Área de Educación Especial, Alejandra Gatica, aseguró ayer que el gobierno no tiene la intención de cerrar las escuelas denominadas "especiales", aunque reconoció que el rumor surgió en los cursos que dictan para que los maestros tengan herramientas para incluir a los chicos con capacidades diferentes en las escuelas comunes.
Dijo que están trabajando "fuertemente" para lograr la inclusión de los chicos con dificultades en las escuelas comunes, pero que de ninguna manera eso significaría el cierre de las que trabajan con un perfil distinto, por atender diversas patologías que hacen que los chicos necesiten otro tipo de atención.

El rumor, según pudo constatar este medio en cuatro escuelas -una especial y tres tradicionales- surgió en los mismos cursos que el gobierno ha puesto en marcha. Incluso Gatica reconoce haber tenido consultas sobre el particular, pero niega el cierre.

Dijo que en los cursos, "lo que se plantea en los cursos, es buscar la inclusión de los chicos con necesidades educativas especiales en los grados o en las escuelas comunes" y agregó que "la educación es un derecho para todos" que está especificamente contemplado "en la nueva ley" federal de educación.

Dijo que "el docente deberá adaptarse al trabajo con cada uno de los chicos" que asisten a su clase.

"En el marco de eso, se está trabajando con diferentes cursos que se han hecho y se seguirán haciendo, para lograr la integración o la inclusión de estos chicos en las escuelas comunes", remarcó.

El rumor tomó cuerpo luego de que también se comentara que detrás de este presunto cierre estaba un proyecto del vice Gobernador de la Provincia, Jorge Pellegrini, mentor de la externación de pacientes en el Hospital Psiquiátrico, medida fuertemente cuestionada por algunos sectores y defendida por otros.

Gatica dijo que en el ministerio de Educación "no se ha planteado el cierre", pero si "se ha puesto en opinión y se ha creado una corriente a través de estos cursos; también a través del vice Gobernador, de poner en el tapete el tema" de los chicos con necesidades especiales y ver "qué hacemos y como estamos trabajando".

Si bien insistió en que no se cerrarían las escuelas especiales, señaló que probablemente haya "alguna modificación de proyecto o generar nuevos espacios".

Al ser consultada sobre si se iba a evaluar la patología de cada chico que sería trasladado de una institución especial a una escuela común, respondió que "se tendrán en cuenta cierto tipo de patologías", pero remarcó que "más allá de un diagnóstico médico, hay una gran capacidad del ser humano para mejorar, cambiar" y esto "no tiene tope".

"Hay casos que son muy serios, pero también -teniendo siempre en cuenta la capacidad que tenemos como docentes y los chicos como seres humanos de crecer y cambiar. No guiarnos solamente por un diagnóstico médico o psicológico".

Los principales reparos que encontró en las consultas que realizó este medio en las escuelas comunes, estuvieron en el tema de la infraestructura y el personal que contarán para realizar una tarea para la que dicen no estar preparados. Particularmente por la sobre población que actualmente existe en la escuela pública, en donde los maestros atienden a 30 alumnos por grado. Varios docentes coincidieron en que si detenían su atención en un niño con problemas de aprendizaje, se le complicaría para seguir el ritmo de los demás o viceversa. "Tendríamos que establecer prioridades", dijo a este medio la directora de uno de los establecimientos consultados, que tiene incluídos a cinco chicos con capacidades diferentes, aunque no severas, que completó la frase diciendo que para ella "las prioridades deben atender a las necesides de la mayoría".

En ese sentido, la responsable del Área de Educación Especial, dijo que en algunas escuelas la infraestructura existe, pero "en otras falta y la idea es ir mejorándola en el transcurso del año".

En lo referente al apoyo que recibirán los docentes, seguirá siendo el del CETAP, un gabinete pedagógico al que actualmente acuden las instituciones educativas públicas, que "ha modificado un poco su manera de trabajo y ha empezado acompañar a los docentes en las escuelas".

Cuando se la consultó si habría auxiliares que acompañen al docente en su tarea diaria frente al aula, Gatica dijo: "En este momeno estamos trabajando con acompañantes pedagógicos y acompañantes terapeúticos. Seguramente va a tener que haber alguna 'movida, por así decirlo, de formación, que en esto estamos con estos cursos que se están haciendo, para permitirles hacer las adaptaciones curriculares, pero considero que más allá de la parte académica, tiene que haber una fuerte voluntad de aceptar al chico con necesidades educativas especiales en el aula común".

En la entrevista, se la consultó también sobre las patologías severas, el problema de la repitencia y sobre edad, entre otros temas a los que respondió la funcionaria en los vídeos que se encuentran junto a este artículo y que puede ser reproducidos para conocer en detalle las respuestas.

Comentá la nota