Niega Scioli que su gobierno no pueda pagar los sueldos

Justificó que por la crisis global se cancelen mediante bonos las deudas con proveedores
LA PLATA (De nuestra corresponsalía).- El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, negó ayer que los problemas financieros del fisco provincial -un déficit total de unos 5000 millones de pesos- le impidan pagar los sueldos a los empleados públicos, y defendió el uso de bonos para cancelar la deuda con proveedores del Estado.

"Se viene augurando desde hace tiempo que la provincia no va a pagar sus sueldos, y los pagó todos; que la provincia iba a emitir patacones? Nada de eso ocurrió", dijo ayer el mandatario.

Al justificar el uso de bonos, Scioli recordó, en un reportaje que concedió a la radio La Red, que la ciudad de Buenos Aires emitió $ 1600 millones en títulos públicos de deuda, mientras que la provincia tiene "800 millones autorizados, la mitad", pese a que el territorio bonaerense es "por lo menos 6 o 7 veces más grande".

Como informó ayer LA NACION, el gobierno provincial pagará en efectivo las facturas adeudadas de hasta 300.000 pesos. Las deudas que superen esa cifra serán canceladas con el pago en efectivo de una parte y con la entrega de un título que vencerá a los 15 meses.

Según la Federación de Mayoristas y Proveedores del Estado de la Provincia de Buenos Aires (Femape), la deuda de la provincia con proveedores y contratistas supera los $ 800 millones y el atraso en los pagos llega a 180 días. Para el titular de esta entidad, Daniel Amato, "la situación ya es insostenible".

El gobernador recordó ayer que ya se iniciaron las conversaciones con los proveedores sobre cómo se aplicaría el instrumento financiero a partir del impacto de la crisis internacional. "Se generó obviamente una baja en los índices de la recaudación y estamos, por consenso, acordándolos [los bonos] con ellos".

Impacto en las pymes

Anteayer, el presidente de la Confederación de Pymes Constructoras (CPC), Norberto Sánchez, confirmó que habían empezado las negociaciones con funcionarios de la administración de Daniel Scioli y legisladores bonaerenses, y que volverán a encontrarse esta semana. Sánchez consideró que el pago con bonos tendrá un "efecto devastador sobre la economía de las pymes y sobre el nivel de empleo".

"Si bien somos conscientes de las circunstancias que obligan a la provincia a emitir dichos bonos, consideramos que deberán contemplarse sus efectos en las empresas constructoras, adecuando el ritmo de obra a sus posibilidades financieras, que se deberán hacer en plazos más largos", dijo Sánchez, como se informó ayer.

Agregó el empresario que, ante este panorama, se pidió al gobierno provincial que estudiara "ventajas crediticias e impositivas para que las empresas pudieran retener a sus trabajadores en este momento tan crítico".

Comentá la nota