El STJ niega una opción a Perés

El Superior Tribunal de Justicia de la provincia le dijo que no a la posibilidad de que el ex presidente del Tribunal de Cuentas, Natalio Perés, recurra a la Corte Suprema de Justicia de la Nación para que analice si su destitución cumplió con el marco legal.
El ex presidente tiene otras alternativas para llegar a Buenos Aires pero son más complicadas. Queda por resolver el contrapunto entre el ex funcionario y el Poder Ejecutivo por la designación de su reemplazante.

En una resolución que firmaron cuatro de sus cinco integrantes, el Superior Tribunal rechazó el pedido de Perés -y también de Rubén Rivero, el vocal fue destituido junto a él- de abrirle la puerta a un recurso extraordinario federal para llevar las actuaciones hasta el máximo órgano judicial. El "no" de los jueces pampeanos se limitó a ese pedido ya que el tema referido a su reemplazo de analiza en una causa independiente.

La negativa acota drásticamente las posibilidades de los ex funcionarios de trasladar a Buenos Aires el caso y lograr una revisión de todo el proceso que desembocó en su destitución. Sin embargo, no cierra todas las puertas. Una última opción es la del "recurso de queja", una alternativa que va directo a Buenos Aires, sin pasar por el STJ.

La resolución denegatoria fue suscripta por todos los miembros del STJ excepto Víctor Menéndez, quien presidió el Jurado de Enjuiciamiento que determinó la destitución. Los firmantes son Rosa Vázquez, Julio Pelizzari, Tomás Mustapich y Eduardo Fernández Mendía.

El rechazo al recurso extraordinario no tiene incidencia directa sobre un aspecto derivado de esta puja judicial: la designación de los profesionales que deberían ocupar los cargos vacantes. Perés presentó una medida cautelar de no innovar al ver que el Consejo de la Magistratura inició -a poco de su destitución- el concurso para seleccionar postulantes. En esa medida, pidió que el Poder Ejecutivo se abstenga de designar un nuevo presidente. El titular del PEP, Oscar Mario Jorge, contraatacó con una apelación a ese medida. El contrapunto aún está sin resolver.

El Consejo de la Magistratura hizo su parte del proceso, pero no la completó. Fue porque no pudo armar todas las opciones para cubrir los dos cargos. Llegó hasta la instancia de elaborar un dueto de abogados en condiciones de ocupar uno de los cargos vacantes. El otro dueto, o terna, quedó vacío porque el Consejo entendió que no consiguió reunir los nombres suficientes de contadores públicos como para armar un dueto o terna para elevar al gobernador. Por eso, decidió formular una nueva convocatoria, acotada a estos profesionales.

Comentá la nota