El PJ niega financiar la "campaña sucia".

Fugazzotto y Gómez de Erice desvincularon a sus partidos de un acuerdo anticobista. Cazabán contraatacó.
En el tramo final de la carrera electoral la campaña se aleja cada vez más de las propuestas. Con fuertes epítetos hacia el oficialismo los candidatos del cobismo acusaron directamente al Gobierno de financiar "una operación montada para descalificar, agraviar y desprestigiar" por medio de los partidos minoritarios, sin diplomacia ni sobreentendidos.

Ernesto Sanz aseguró que "la campaña sucia proviene del cuarto piso de Casa de Gobierno" y su compañero de boleta Ricardo Mansur directamente acusó al gobernador Celso Jaque.

Los implicados directos en estas acusaciones, el Partido Justicialista y los partidos Juntos por Mendoza y Frente Unidad Para el Cambio (FUC), deslindaron responsabilidades. Desde el oficialismo, el secretario General de la Gobernación, Alejandro Cazabán, le pidió al candidato a senador nacional "que no haga extensiva su forma de hacer política al resto de los partidos". Y de paso le recomendó más tranquilidad y menos agresividad ya que "aun saliendo segundo va a tener fueros para que no lo investigue la Justicia".

La furia cobista está motivada en los spots publicitarios que critican fuertemente "a la gente de Cobos" emitidos por los partidos, Juntos por Mendoza que lidera Juan José Fugazzotto, que apoyó a Julio Cobos en 2003, y en simultáneo la embestida de una radical y ex aliada, María Victoria Gómez de Erice, que hoy integra el FUC.

A esto hay que sumar la denuncia formulada por el senador justicialista Luis Ruzo contra el fiscal de Estado Pedro Sin y por decantación al candidato a senador, por las presuntas irregularidades en la investigación por el otorgamiento de créditos a conserveras de San Rafael durante la gestión de Sanz como intendente.

Tal como publicó ayer Los Andes, el primero que lanzó la sospecha fue el propio Julio Cobos.

Para despegarse de los cuestionados spots, Cazabán salió a aclarar que "lo que hace el resto de los partidos corre por cuenta de ellos" y recordó que los cuestionamientos al fiscal de Estado, Pedro Sin, vienen desde "setiembre del año pasado cuando nadie sabía que iba a haber elecciones en junio".

"No hemos recibido nada (del justicialismo) y mantenemos nuestra independencia", se justificó Fugazzotto. El candidato a diputado nacional por la lista 181 aseguró: "Él me agrede y en todo caso no tiene por qué enojarse (por Cobos) ya que no es candidato. Además, lo único que hacemos es mostrar las contradicciones de un hombre como Sanz que primero lo criticó y dijo que hacía pomada a Mendoza y luego va detrás de su imagen. Si tengo que hablar de campaña sucia son ellos quienes la empezaron. Mienten descaradamente a la gente. Cobos aparece como si fuera candidato y confunde a la gente. Eso es una campaña mentirosa y sucia".

Gómez de Erice despegó a su partido de una alianza encubierta con el PJ y negó haber recibido aportes que provengan de las filas del oficialismo: "Me llama la atención que recién salimos y hay esta reacción inaudita. Nosotros tenemos los aportes que por ley vienen del Ministerio del Interior solamente", señaló.

A la hora de explicar por qué dirigen sus avisos a cuestionar al cobismo y no así al oficialismo, en ambos casos se defendieron con argumentos similares. "Jaque no es candidato, ¿para qué lo voy a criticar?", dijo Fugazzotto.

Mientras, la ex rectora de la UNCuyo y amiga de Cobos, al menos hasta que arrancó la pelea electoral, dijo: "Siempre me preguntan por qué no estoy en la lista del radicalismo y yo como una militante radical que soy, debo salir a explicarlo todo el tiempo. En cambio el justicialismo no es mi partido, entonces ¿para qué voy a decir algo? Además nuestras propuestas son en parte una crítica hacia el Gobierno", sintetizó Gómez de Erice.

Comentá la nota