El PJ se niega a ampliar el debate por la ley de medios

Fuerte disputa con la oposición por el tratamiento en el Senado
En lo que promete convertirse en el combate preliminar de una dura pelea de fondo, la oposición intentará forzar hoy al kirchnerismo para que gire a por lo menos cuatro comisiones el proyecto de ley de radiodifusión, a pesar de que el presidente provisional del Senado, José Pampuro (PJ-Buenos Aires), ordenó ayer que sólo dos comisiones intervengan en el trámite legislativo.

La polémica iniciativa, que ya tiene media sanción de Diputados, llegó anoche a la Cámara alta después de una demora de casi tres días hábiles que puso en alerta a los bloques de la oposición, que temen que se le hayan introducido cambios al texto. De hecho, diputados opositores empezaron a analizar la posibilidad de impugnar en la Justicia el trámite legislativo que el proyecto tuvo en su paso por la Cámara baja (de lo que se informa por separado).

La iniciativa ingresó en el Senado poco después de las 19, en momentos en que el vicepresidente Julio César Cobos se encuentra impedido de ejercer su papel de presidente de esa cámara por estar ocupando la primera magistratura a raíz del viaje de Cristina Kirchner en los Estados Unidos. En rigor, Cobos impulsó hace dos semanas, cuando el debate aún estaba en la Cámara de Diputados, que el proyecto de ley del Gobierno se discutiera en más de dos comisiones. Sólo ahora el oficialismo empezó a diagramar una estrategia para frenar esta embestida de la oposición.

Por su parte, el atraso de Diputados en enviar el proyecto al Senado configura un hecho inédito en la historia parlamentaria desde el regreso de la democracia. La versión oficial brindada por la presidencia de la Cámara baja, a cargo del kirchnerista Eduardo Fellner (Jujuy), sostiene que todo este tiempo sirvió para "pasar en limpio" los cambios introducidos en el proyecto durante su debate en particular.

Esto puso en estado de alerta a la oposición en el Senado, que prometió "estudiar con lupa" el texto para ver si lo remitido por la Cámara de Diputados se condice con lo aprobado en el recinto en la madrugada del último jueves. "Esto es muy sospechoso y fuera de lugar; vamos a revisarlo con la versión taquigráfica en la mano", dijo a La Nacion el jefe del bloque radical, Ernesto Sanz (Mendoza).

En tanto, hoy comenzará lo que promete convertirse en una dura disputa entre el kirchnerismo y la oposición en torno a cuáles y cuántas comisiones deberán participar en el debate. Al mediodía se celebrará la reunión de Labor Parlamentaria en la que los presidentes de los 22 bloques del Senado discutirán acerca de cuáles serán las comisiones que deberán debatir el proyecto.

Instrucciones

Por lo pronto, ayer mismo, poco después de que ingresara la sanción de la Cámara baja, Pampuro elevó al secretario parlamentario del Senado, el peronista Juan Estrada, una nota con claras instrucciones para que el proyecto sea girado a las comisiones de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión, que será cabecera del tratamiento, y de Presupuesto y Hacienda. Respondió así a la orden que la presidenta Cristina Kirchner le transmitió al jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto (Río Negro), el jueves de la semana pasada en una reunión que mantuvieron en la quinta de Olivos.

La nota, que fue elaborada en el bloque oficialista, consta de más de tres carillas, en las que se vuelcan los fundamentos por los que deben ser esas dos comisiones y no otras las que entiendan en el trámite legislativo.

Sin embargo, la oposición reclamará que el proyecto sea girado a otras comisiones. El radicalismo reclama que al menos se abra el juego a la de Derechos y Garantías, presidida por un miembro de su bancada, el formoseño Luis Naidenoff, y a la de Asuntos Constitucionales.

En una nota elevada el jueves, Cobos había pedido el giro a cinco comisiones, entre las que había sumado la de Educación y Cultura, por entender que la iniciativa legisla sobre la posibilidad de que las universidades accedan a licencias de frecuencias de radio.

Pero ayer el porteño Samuel Cabanchik sumó su pedido para que también entienda en el debate la Comisión de Industria y Comercio, por entender que "el núcleo de la discusión es la lucha contra los monopolios" y que ese cuerpo "es el único en el Senado que dictamina sobre ese asunto".

De todas maneras, todos los bloques opositores se reunirán hoy a las 10 para definir una estrategia en común.

Ante esta ofensiva y su evidente situación de desventaja en una reunión de Labor Parlamentaria, ya que sólo el oficialismo quiere restringir el debate a dos comisiones, Pichetto pretende convocar a una sesión para mañana. Con la excusa de tratar algún proyecto, quiere someter a votación del pleno, donde el PJ es mayoría, el tema de las comisiones.

El Senado comenzará pasado mañana la ronda de audiencias públicas en las que las ONG, los empresarios y los ciudadanos involucrados en el tema llevarán sus propuestas y comentarios sobre el proyecto oficial de radiodifusión que discutirá la Cámara alta.

Comentá la nota