Nicolini reiteró que se ofertó "lo máximo posible cuando en otros municipios no están pudiendo pagar los sueldos"

El Secretario de Gobierno comunal, Marcos Nicolini, consideró "previsible" la medida de fuerza por 48 horas decretada por el Sindicato de Trabajadores Municipales, a la vez que reafirmó que el Municipio "hizo el máximo esfuerzo presupuestario posible" en la última oferta salarial presentada y que fue rechazada por el gremio.
Nicolini remarcó que "el Municipio como lo ha hecho siempre respetará el derecho a huelga", y confirmó que "como en todos los paros anteriores el Departamento Ejecutivo aplicará la Ley como corresponde", dando por sentado en esta afirmación que se descontarán los días no trabajados a los empleados.

"Hay que poner el reclamo salarial en contexto, cuando este y todos los Municipios de la provincia están pasando una grave situación financiera, porque los recursos bajan y en muchas comunas no están pudiendo pagar los sueldos en término o deben todavía el aguinaldo", enfatizó.

Nicolini resaltó que "hay una situación económica difícil en todo el país, en la provincia de Buenos Aires y en todos los municipios. En muchos sectores de la actividad privada hay problemas y reducción de salarios y empleos. En este contexto, el Municipio de Tandil pudo hacer una oferta salarial, con una garantía para que ningún empleado cobre menos de 1.400 pesos y pasar al básico una bonificación de 150 pesos".

"Pedimos razonabilidad y que se recapacite. Apostamos siempre al diálogo y a acercar posiciones, pero hay que tener en cuenta la situación económica y la realidad que atraviesan todos los municipios", manifestó.

Nicolini reiteró que la comuna "ya hizo una oferta con el máximo esfuerzo presupuestario posible" y aseguró que "ya se mejoró la propuesta inicial en la última reunión. En primer término se ofreció pasar al básico la suma de 100 pesos y, tras un cuarto intermedio, ofertamos 150 pesos".

Comentá la nota