Nicolini reiteró la imposibilidad de otorgar incrementos salariales por la caída de los ingresos.

El Secretario de Gobierno, Marcos Nicolini, luego del encuentro que mantuvo con los representantes del Sindicato de Trabajadores Municipales, expresó que "en la reunión explicamos claramente la situación y los números" y reiteró la imposibilidad de otorgar un nuevo incremento salarial al personal.
"Es muy difícil en este contexto, con una caída de los fondos por coparticipación que envía la provincia y de la recaudación por una menor actividad económica. La crisis económica se agrava y la padece la Provincia y todos los Municipios", aseguró.

Nicolini expresó que "el Municipio de Tandil, con estos menores recursos que están ingresando, está haciendo un esfuerzo enorme para poder pagar los sueldos al día, con el aumento otorgado en abril pasado".

"En el primer semestre del año ingresaron por coparticipación cuatro millones de pesos menos que lo proyectado por la propia Provincia, y un millón de pesos menos por la caída de la recaudación de las tasas económicas municipales. Si esto no mejora, al final del año serán 10 millones de pesos menos, que son dos meses completos de sueldos. A esto hay que sumar la emergencia sanitaria y la crisis social y económica que se agrava", detalló.

Ante esta situación, Nicolini adelantó que ya se decidió el recorte de todas las horas extras, atendiendo solo cuestiones imprescindibles e impostergables, a la vez que sostuvo que "si bien no es una medida ya tomada, si el ingreso de fondos no mejora se podría evaluar una reducción de los regimenes horarios del personal".

"Este es el panorama real, una situación muy complicada que están pasando todas los Municipios de la provincia. En el caso de Tandil, todavía podemos pagar los sueldos al día, mientras que en otros casos ya se registran atrasos en los pagos y no se han otorgado aumentos este año, cosa que sí se hizo aquí en abril pasado", apuntó.

Comentá la nota