Nicaragua: Ortega forzó a la Corte para que dé vía libre a su reelección

La prohibía la Carta Magna de 1995. Pero 6 jueces sandinistas eliminaron esa traba.
Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua declaró "inaplicable" un artículo constitucional que prohíbe la reelección presidencial continua, en un fallo que favorece los planes reeleccionistas del presidente Daniel Ortega en los comicios de 2011.

"La Sala Constitucional declara la inaplicabilidad" de un artículo de la Carta Magna que inhibe al presidente y vicepresidente de postularse para un segundo período consecutivo en el cargo, dijo el juez Francisco Rosales al leer el dictamen ante la prensa. "El fallo indica que el presidente de la República puede perfectamente correr como candidato" en las elecciones de 2011, explicó por su parte el vicepresidente de la Corte, Rafael Solís.

Ortega, quien gobernó por primera vez Nicaragua durante la Revolución Sandinista (1979-90), regresó al gobierno en enero de 2007 tras ganar en elecciones.

"Anoche se produjo una asonada, un golpe de Estado a la Constitución", dijo en rueda de prensa el presidente de la Corte, el liberal Manuel Martínez, que no participó en la decisión tomada por el vicepresidente de la CSJ, Rafael Solís, y otros colegas sandinistas.

La sentencia, aprobada el lunes a la noche a las apuradas, anula una disposición constitucional aprobada por el legislativo en 1995 con el propósito de evitar que los gobernantes nicaragüenses se perpetuaran en el poder. La resolución de la Sala Constitucional de la CSJ fue aprobada por seis magistrados afines al gobernante Frente Sandinista (FSLN), en respuesta a un recurso de amparo presentado por Ortega el 15 de octubre pasado ante el Consejo Supremo Electoral.

Pero para que el fallo entre en vigencia, debe ser ratificado por la mitad más uno de los 16 magistrados que integran la Corte plena de la CSJ, de los cuales ocho son sandinistas y siete son liberales de oposición, mientras que un puesto está vacante debido a la muerte de un magistrado opositor. No obstante, el presidente del Consejo Electoral, Roberto Rivas, informó que ya fue notificado del fallo de la Sala Constitucional y que lo "acatará" de inmediato.

El fallo fue condenado por la mayoría de los bloques de oposición del Congreso, que lo calificaron como una "ruptura del orden constitucional", según lo expresaron en un comunicado. Tras considerar la sentencia como un "atropello a la democracia", los representantes de la oposición indicaron que pondrán al tanto de la situación a la OEA y a la Unión Europea.

En su resolución, los magistrados de la Sala Constitucional también ordenaron al Consejo Electoral que libre una certificación que "acredite" al presidente Ortega para que pueda participar en las elecciones de 2011. La sentencia fue dictada en medio de las dificultades que enfrentaba la bancada de gobierno para reunir los votos necesarios en el Congreso para aprobar una reforma constitucional, que incluiría entre otros puntos la posibilidad de la reelección presidencial continua.

El Partido Liberal Constitucionalista, principal fuerza opositora, condenó en un comunicado el fallo judicial, que dijo busca la reelección de Ortega "violentando todos los mecanismos legales y constitucionales".

"Ortega en su desesperación ha hecho algo ilegal" al pedir a la Corte que emita "una sentencia que carece de toda legitimidad. Es algo inaudito", dijo el ex presidente nicaragüense y líder del PLC, Arnoldo Alemán (1997-02), muchas veces aliado de Ortega. "Ni el dictador Somoza hizo semejante barbaridad", agregó. El dirigente de la Bancada Democrática Nicaragüense, Eduardo Montealegre, llamó "a la sociedad civil y a la comunidad internacional a rechazar este golpe de Estado".

Comentá la nota