Nicaragua: la Iglesia, en contra de la reelección

La Iglesia católica de Nicaragua pidió ayer a la Corte Suprema de Justicia que "corrija" una sentencia judicial que habilitó al presidente Daniel Ortega para poder presentarse electoralmente en una reelección en 2012, tema que ha provocado ya hechos aislados de violencia.
En declaraciones a la televisión privada local, el arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, expresó que el cuestionado fallo judicial puede llevar a una mayor división entre los nicarag enses. Al ser consultado sobre si los magistrados de la CSJ deberían "corregir o rectificar" su resolución, Brenes respondió: "Yo pienso que sí, para el bienestar de nuestro pueblo y para que haya un diálogo".

Varios jóvenes lanzaron huevos el miércoles al magistrado sandinista Francisco Rosales y ayer una mujer vinculada a la opositora Coordinadora Civil fue atacada por tres hombres que le fracturaron el brazo, según informó la prensa local. "Que los debates políticos no degeneren en pedradas, en bloqueosde carreteras, en agresiones físicas ni verbales", pidió el monseñor.

A su vez el canciller Samuel Santos descartó que la cuestionada decisión del Poder Judicial pueda afectar el flujo de recursos financieros de la comunidad cooperante.

Pero desde Estados Unidos, el jefe del Comité de Relaciones exteriores del Senado, el demócrata John Kerry, criticó el fallo de la Corte nicaragüense y lo comparó con la situación en Honduras por la "manipulación"para sortear "límites constitucionales". Son casos "diferentes pero acciones inconstitucionales son inaceptables en todas partes. Ortega parece seguir las trazas de los conspiradores en Honduras, donde el presidente del Congreso y los militares han manipulado a la Corte Suprema para justificar un golpe de Estado", aseguró en un comunicado.

Comentá la nota