Los nexos de Lorenzo y el tráfico de efedrina

Las malas compañías podrían complicar más al empresario farmacéutico Néstor Lorenzo. En la causa por la mafia de los medicamentos, el juez federal Norberto Oyarbide avanza sobre el nexo que tenía con el presunto traficante de efedrina Ibar Esteban Pérez Corradi, quien prestaba dinero supuestamente proveniente del tráfico.
"Hola Néstor, según lo que hablamos ayer te estoy enviando un archivo de excel con el detalle de todos los cheques que le tomé a Sebastián de OSBA y Multipharma. Muchas gracias y saludos." El mail fue entregado por Graciela Ocaña a la Justicia, y habría sido enviado desde la dirección estebancorradi@-----.com.ar el jueves 31 de enero de 2008 a las 10:52. El destinatario sería Lorenzo. En el adjunto hay una serie de cheques por más de 2,3 millones de pesos.

Sebastián Forza, uno de los asesinado en el Triple Crimen de General Rodríguez, le vendía medicamentos a Lorenzo. Este le pagaba con cheques de La Bancaria -que no tenía fondos-. Cuando Forza vio que no podía cobrarlos, se los dio a Pérez Corradi en forma de pago, también dedicado al negocio de los medicamentos. Ante las insistencia de Pérez Corradi para poder cobrar los cheques, Forza lo llevó ante Lorenzo y los presentó.

Un testigo de la causa por el Triple Crimen dijo a PERFIL que Pérez Corradi prestaba dinero que supuestamente provenía del tráfico de efedrina. En ese negocio, Forza estaba perjudicando a Pérez Corradi, ya que incursionaba en tratativas con los mexicanos. Por eso, su nombre fue uno de los primeros que mencionó la viuda de Forza, Solange Bellone. Según ella, Pérez Corradi había amenazado de muerte a su esposo -aportante a la campaña K 2007- antes de que apareciera asesinado.

Pérez Corradi tiene su propio prontuario: está acusado de "asociación ilícita" en los Estados Unidos por enviar 80 pastillas de oxicodoma, una droga utilizada como precursor químico de la heroína. Entonces ya estaba en la mira de juez Federico Faggionatto Márquez en la causa por la efedrina.

Mañana, el senador Santiago Nardelli presentará ante Oyarbide un contrato entre Lorenzo y Pérez Corradi, en el que Lorenzo entrega cheques de la OSBA por más de un millón de pesos al presunto traficante "en concepto de garantía de pago de un futuro crédito".

Pérez Corradi es un hombre de pocas palabras y apenas 32 años. Se presenta como un "financista" y es defendido ante la Justicia por su tío, el ex comisario Juan José Ribelli, imputado y luego sobreseído en la causa AMIA. "Anda con 50 mil pesos encima y maneja camionetas blindadas pero puede estar tres días con la misma ropa", confió a PERFIL un empresario que lo conoció en sus buenos tiempos, cuando todavía no estaba detenido por pedido de los Estados Unidos. La Justicia argentina ya aprobó su extradición para que sea juzgado en ese país.

"Es una de las personas mencionadas en la causa por su relación personal y laboral con algunas de las víctimas, principalmente con Forza y (Damián) Ferrón", aseguró el fiscal Juan Bidone, consultado sobre la situación de Pérez Corradi en la causa por el Triple Crimen.

Comentá la nota