Das Neves visitó la Rural y profundizó sus diferencias con Kirchner

En una conferencia de prensa con Biolcati y Garetto, el gobernador de Chubut aseguró que es necesario "buscar consensos" y "recuperar la confianza"
La Rural volvió a ser caja de resonancia de los temas que se discuten a nivel político. Esta mañana, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, sorprendió con su visita a la exposición que se realiza en Palermo.

El mandatario provincial, duramente enfrentado con Néstor Kirchner después de la derrota electoral del 28 de junio, participó de una conferencia de prensa con el presidente de La Rural, Hugo Luis Biolcati, y con el presidente de Coninagro, Carlos Garetto.

Das Neves aprovechó el escenario para referirse al resultado de las legislativas y a reivindicar el rol del Congreso. Fue en ese contexto que se refirió al rol del Parlamento en los próximos meses y aseguró que para el oficialismo "va a ser necesario buscar consensos".

Minutos antes de la conferencia, Das Neves se había reunido con Biolcati y Garetto. "Hemos intercambiado opiniones. Coincidimos en la necesidad de hacer un abordaje a temas que ya tienen un tiempo más que suficiente de conflictividad y es necesario dar un corte", sostuvo el gobernador, al iniciar su discurso.

En ese contexto, añadió que el escenario principal de debate debe ser el Congreso de la Nación. "Es un escenario que va a tener características inéditas en el sentido de que aunque alguno no quiera dialogar y asumir consensos, va a ser necesario porque va a haber una variedad de ideas, propuestas, pertenencias políticas. Creo que es un desafío muy bueno", lanzó.

El mandatario provincial también se refirió a su relación con Néstor Kirchner. "Yo no estuve ni cerca ni lejos. Tengo una relación institucional. No tengo ninguna amistad. Ni siquiera fui apoyado cuando fui candidato en 2003", respondió.

Por otra parte, se refirió a la conflictiva relación entre el Gobierno y el campo. "La confianza se recupera porque no hay confianza y se recupera con hechos y acciones", sostuvo respecto de sus expectativas para el encuentro que mantendrán el próximo viernes.

Triunfante en su provincia, el chubutense fue uno de los primeros en anotarse para la pelea presidencial de 2011. El día después de las elecciones aterrizó en Buenos Aires, se reunió con Scioli y exigió una profunda reorganización del PJ, aún en manos de Néstor Kirchner. Esa madrugada la capital había amanecido empapelada con afiches que anunciaban su candidatura.

Comentá la nota