Das Neves lleva al Congreso los reclamos de incentivos para Chubut

Es por el problema pesquero, y por otras actividades que exportan y han perdido rentabilidad y competitividad, amenazando con cierres o despidos. La región ha perdido ventajas comparativas, dice el gobierno, sobre todo a partir de la desaparición de beneficios nacionales. Mañana reúne a los legisladores nacionales para ponerlos en sintonía con los reclamos de Chubut a Nación y con la crisis pesquera. Quiere que lleven este reclamo al Congreso, y al gobierno nacional.
Con la mira puesta en las dificultades: La crisis de la pesca y la relación con el Gobierno nacional están al tope de la agenda. Mañana, una reunión clave con los legisladores nacionales por Chubut que fueron electos por el oficialismo. Les pedirán que impulsen ventajas comparativas para la región. La marcha de la interna, y novedades en el radicalismo.

Mario Das Neves regresó de sus...

... vacaciones con un tema al tope de la agenda. La crisis pesquera que afecta con fuerza a Madryn, Rawson y Comodoro en menor medida, y poner en línea a los legisladores nacionales chubutenses para que lleven al Congreso y al Gobierno Nacional la extendida preocupación por este asunto, junto a algunas propuestas de solución.

Por eso mañana martes, Das Neves reunirá en la Casa de Gobierno a los cinco diputados nacionales por Chubut que fueron electos por el oficialismo, y a los dos senadores nacionales, más allá de los posicionamientos internos de cada uno. «Son los legisladores por Chubut, y les tienen que rendir cuentas y trabajar por los chubutenses», dicen en Fontana 50 para explicar el espíritu de la convocatoria.

El tema central será trabajar en una estrategia para que Chubut vuelva a tener ventajas comparativas. Especialmente, los que exportan y multiplican mucho trabajo, como la pesca, o los textiles. «Petróleo y aluminio no, porque tienen una escala de negocios diferente. Pero la verdad es que hay muchas actividades a las que no les cierran las cuentas, perdieron los reembolsos por puertos patagónicos, les afectan determinados impuestos, y es hora de que empecemos a subsidiar la producción y no el consumo», dicen en la Casa de Gobierno, luego de las instrucciones que dio Das Neves en la reunión de Gabinete a su regreso de las vacaciones.

La crisis en ciernes...

... de la firma Alpesca, con más de 1.500 personas trabajando, es una de las luces de alarma. Pero en el Gobierno hacen este análisis: durante 2009 se han destinado cuantiosos recursos que fueron obtenidos de las áreas sociales de la Provincia, de la jefatura de Gabinete, y aun de las comunas; para sostener a grupos de trabajadores de la pesca que iban perdiendo su trabajo. «Cuando nosotros, desde las peleas con Alberto Fernández, venimos diciendo que los números de la pesca no dan, que se cae, que no hay precio internacional para muchos productos. A muchas empresas la ecuación no les cierra. Y así como hacen DNU para muchas cosas, bueno, que hagan uno para la Patagonia, porque henos perdido las ventajas comparativas», afirman.

Por eso, los legisladores nacionales por Chubut, los peronistas por lo menos, se llevarán de la Casa de Gobierno un panorama de la crisis del sector y de otros como la fruta, y los textiles, que necesitan de incentivos. Algunos para invertir y otros para seguir trabajando. Además, Das Neves les transmitirá su visión de lo que debería ser la solución para estos problemas, y de lo que el Gobierno espera de la relación con Nación, y del propio rol de los legisladores en el Congreso. Como documento adicional, los diputados y senadores volverán a Buenos Aires con un documento muy detallado, en donde figurarán deudas impagas y compromisos asumidos y no cumplidos de Nación con la provincia del Chubut.

El problema pesquero...

... no es nuevo, y preocupa al Gobierno chubutense desde aquel estallido de 2005 en Puerto Madryn, y sus secuelas. Por eso, los reclamos para resolver los problemas de manera integral son añejos. La pesca en Madryn, el Parque Textil en Trelew y el petróleo en Comodoro, son actividades socialmente claves, de las que deprimen a la gente cuando algo anda mal. «Lo hemos hablado con Alberto Fernández en su momento, con Néstor, con Cristina después. Por eso ahora vamos a presionar mostrando exactamente la dimensión del problema, y poniendo a los legisladores nacionales en línea y a los funcionarios nacionales que tienen que ver con esto», afirman en el entorno del Gobernador, por «funcionarios nacionales», léase Norberto Yauhar, ahora del otro lado de la interna. «Acá no puede haber egoísmos», se limitan a decir en el Gobierno provincial con respecto a este punto, aunque -hay que decirlo- no esperan gran cosa del subsecretario de Pesca de la Nación.

El resumen es: las cuentas -a muchas actividades- no les dan, y la Patagonia ha perdido ventajas comparativas, sumado a sus altos costos. Por eso el Gobierno nacional, que tiene deudas con Chubut, debe colaborar con esquemas impositivos y subsidios a la producción, para paliar el problema.

Enero cumplió con su añeja tradición en la política

Siempre se especula con que el sopor del verano anestesiará todas las actividades y el país entero se sumirá en el ocio y el sosiego. Al final, se sabe, nada de eso pasa y el primer mes del año se convierte en un caldero en el que suceden las cosas más inesperadas.

Por ejemplo, una concejal por el PJ en Comodoro Rivadavia tiró una idea sobre la distribución de las regalías hidrocarburíferas en la Provincia, hace unas tres semanas; y ahora, sobre finales del mes, ya hay en marcha una convocatoria a las organizaciones sociales de la ciudad petrolera, para que se sumen a un proyecto que pretende impulsar una «Iniciativa Popular» para que la Legislatura trate obligatoriamente el tema en éste o en el próximo período parlamentario.

Ese proyecto es una bomba de tiempo con el mecanismo activado sobre la política, porque todos los precandidatos a algo deberían pronunciarse con claridad sobre esa delicadísima cuestión, casi en medio del proceso electoral.

Para poner en marcha una Iniciativa Popular, mecanismo que se incluyó en la reforma constitucional de 1994, sólo se requiere juntar avales certificados equivalentes al 3 por ciento del padrón electoral.

Son apenas 11 mil firmas las que deberían reunirse, un objetivo que parece sencillo de alcanzar, azuzando el discurso municipalista -o localista-, como se lo prefiera llamar, en las ciudades más lejanas a la influencia del eje Trelew-Rawson, como las de la Zona Sur de la Provincia y Puerto Madryn.

En Madryn, por ejemplo, el concejal Pedro Giménez, por el Partido Acción Chubutense, ya hizo conocer un documento que respalda la búsqueda de una nueva distribución de las regalías entre la Provincia y los municipios.

En la actualidad, el Estado Provincial se queda con el 84 por ciento del total y distribuye el 16 por ciento entre los municipios. De ese 16 por ciento, el 40 por ciento se lo lleva Comodoro Rivadavia.

El carácter tan concreto de ese debate...

... en el que sólo hay cifras, es especialmente molesto para los precandidatos, ya que el manual de la política, al menos tal como la conocemos por aquí, manda decir lo que la gente quiere escuchar, pero en este caso ese gusto puede variar radicalmente, según sea el sitio geográfico que se pise.

¿Cómo harán los aspirantes al 2011 para decir en Comodoro Rivadavia que no están de acuerdo con una distribución que deje el 30 por ciento en manos de los municipios y «sólo» el 70 por ciento para el Tesoro Provincial?

¿Quién se animará a restarse recursos propios, que buena falta le harán en el caso de llegar al sillón de las decisiones en Fontana 50?

Las preguntas van y vienen en todas las discusiones, impulsadas por la fuerza inesperada de la propuesta de la concejal Navarro, que obligó ya a varios cambios de discurso entre los dirigentes de la ciudad petrolera.

«Maestro ganó en Comodoro Rivadavia sin pensar en el localismo. Das Neves también», recitan sin pausa desde el Gobierno y también desde el radicalismo.

La frase tiene su cuota de verdad, pero no es toda la verdad. El radical Maestro le dedicó una atención especialísima a Comodoro Rivadavia y hasta resolvió la ejecución del puerto con un decreto en el que cargó sobre sí mismo toda la responsabilidad legal. Además, tenía una presencia casi continua en esa misma ciudad.

Das Neves debutó creando una «capital alternativa» en la ciudad del petróleo y, aunque luego la idea se diluyó, siguió sembrando con acciones particularizadas su relación con la urbe más poblada del Chubut, que ahora no sólo demanda contar con un candidato propio a la Gobernación, sino que también reclama una porción mayor de la torta de los ingresos provinciales.

Comentá la nota