Das Neves dice que Kirchner tiene una "actitud depredadora"

El gobernador de Chubut criticó al gobierno nacional. Nuevos afiches en su contra.

La relación entre el kirchnerismo y el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, es como la historia de un matrimonio fallido. Donde antes hubo amor, o al menos una alianza política, ahora sólo quedan reproches y despecho.

Das Neves fue aliado del kirchnerismo desde 2003, cuando llegó a la gobernación por primera vez, tras un breve paso como funcionario duhaldista. Con cierto olfato, comenzó a despegarse del Gobierno el año pasado, mientas Néstor y Cristina Kirchner perdían popularidad al ritmo del conflicto con el campo.

Desde entonces, todo ha sido tensiones entre los K y el chubutense. Si bien el gobernador repudiaba al kirchnerismo en público, sus legisladores apoyaron muchas propuestas oficialistas en el Congreso. Pero ayer se sumó un nuevo capítulo a la disputa cuando algunas carteleras de Buenos Aires amanecieron enpapeladas con la leyenda "Das Neves come perros".

Por eso, el Gobernador salió a responder: Advirtió sobre "la actitud depredadora del ex Presidente" y dijo que su deber es "alertar a la sociedad chubutense de la agresión" que sufrió. "Tengamos en cuenta quiénes son los aliados y los cómplices en la provincia", afirmó Das Neves al diario Ámbito Financiero.

No es la primera vez que unos afiches apuntan contra el Gobernador. El año pasado, en medio de otra disputa con el kirchnerismo, aparecieron otros carteles con la leyenda: "Das Neves: 80% abogado y 100% pelotudo", en referencia al 80% de la carrera de abogacía que el mandatario no pudo completar a causa del golpe de estado de 1976.

El chubutense también mantiene una cruzada contra el Gobierno nacional por fondos adeudados, al igual que el cordobés Schiaretti. El Ministerio de Planificación Federal, encabezado por Julio De Vido, adeuda $300 millones las empresas que ya tienen emprendimientos licitados en la provincia, mientras que la Subsecretaría de Vivienda le debe $134,5 millones al Instituto Provincial de Vivienda, segúnÁmbito.

En medio de esa disputa, Das Neves mantiene sus intenciones de ser Presidente en 2011. No le será fácil: ya renunció al Partido Justicialista, que -ante la falta de candidatos- polariza su interna entre Kirchner y Duhalde.

Si se aprueba la reforma política que pretende el oficialismo, Das Neves debería volver al partido y disputar unas elecciones internas en las que -por ahora- tiene posibilidades escasas. Mientras tanto, el chubutense sigue su campaña incansable: mañana inaugurará su bunker porteño en Callao y Rivadavia, frente al Congreso.

Comentá la nota