Das Neves critico otra vez a los ruralistas

Mario Das Neves criticó ácidamente a los dirigentes ruralistas que amenazaron con soltar ovejas en las ciudades más pobladas de Chubut, en lo que fue interpretado como la primera puesta en escena del espacio político del campo en la provincia.
Das Neves les dijo ayer que si los ganaderos concretan esa extravagancia “muchos comodorenses se van a comer un asadito”.

Además de ironizar sobre el seguro destino que tendrían los infortunados actores de la protesta ruralista, el Gobernador señaló que “este Gobierno nunca ha desatendido a los ganaderos”, y recordó que el año pasado aportó 20 millones de pesos para ayudarlos con el tema de la sequía”.

El Gobernador dedicó un párrafo al dirigente de la rural de Comodoro Rivadavia, Federico Pichl, a quien se lo menciona como el inspirador de la medida. “No me sorprende que Pichl proponga estas cosas, viniendo de él, nada me sorprende”, dijo, al tiempo que expresó: “Los conflictos no se solucionan con medidas mediáticas, los conflictos hay que plantearlos francamente y buscarle salidas razonables”.

Reunión en Comodoro

Cabe señalar que aproximadamente unos trecientos propietarios de campos escribieron un borrador en el que incluyeron un pedido de audiencia con la presidente Cristina Kirchner y manifestaron una avalancha de críticas por el sostenimiento de las retenciones a las exportaciones de lana, el principal producto del campo chubutense.

Entre las medidas de fuerza, se rechazaron los cortes de ruta y el no pago de impuestos. Sin embargo si se consideró lanzar ovejas por las principales calles de las ciudades patagónicas.

“Hace algunos años habíamos pensado traer una jaula de ovejas viejas y soltarlas por la calle San Martín y hacerlas llegarlas hasta la Municipalidad. Ese hecho no molestaría mucho a los ciudadanos y generaría una gran repercusión mediática, en muchos lados”, dijo Pichl al diario “El Patagónico”.

El plan de acción fue elaborado por entidades rurales del centro-sur patagónico, cuyos representantes se reunieron en las instalaciones de la Sociedad Rural de Comodoro Rivadavia.

Contra las retenciones

En el encuentro que fue denominado Asamblea del Campo, se debatieron las medidas que adoptarán para solucionar el conflicto que tiene el sector con el gobierno nacional y las problemáticas que atraviesa el agro en todo el país.

Más de 250 propietarios de campos se acercaron a la calle Pastor Schneider para expresar sus opiniones. En el borrador incluyeron un pedido de audiencia con la presidente Cristina Fernández y se manifestaron críticas al Estado en torno a las retenciones a las exportaciones de granos y a la lana, el principal producto del campo chubutense.

La versión de CRA

Anticiparon que no cortarán rutas y que seguirán pagando sus impuestos, pero apoyaron la posibilidad de soltar ovejas en las calles de las ciudades, una ocurrencia que aparentemente los entusiasmó por su perfil extravagante.

Con respecto a las medidas que adopta el campo en otras partes del país, Javier Jayo Ordoqui, secretario de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) sostuvo: “Yo lo que espero es que la ministra (de producción, Débora Giorgi) tenga capacidad de decisión, que sepa responder a los temas que se vayan planteando”.

“Necesitamos a alguien que tenga capacidad de decisión. A mi me tocó trabajar con un Jefe de Gabinete que tenía que pedir instrucciones dos o tres veces por reunión, que descalificaba todo lo que se estaba haciendo”, agregó el referente del campo a nivel nacional.

Coordinar acciones

Entre los puntos que se incluyeron en el borrador del documento en que trazaron su plan de acción se encuentra reiterar el acompañamiento a las entidades nacionales y sus reclamos (en la zona norte, se dispuso un paro hasta el martes). También se pedirán reuniones con las autoridades locales de cada ciudad, como así los respectivos legisladores y gobernadores. La Asamblea pedirá una audiencia con la presidente.

Las entidades rurales coincidieron en que es necesario coordinar acciones entre todas las asociaciones agrarias patagónicas para unificar los reclamos. De esa manera, una de las propuestas, junto a echar ovejas a la vía pública, fue regalar masivamente cueros viejos, que actualmente muchos productores tienen que quemar.

Comentá la nota