Das Neves no cree en cambios tras la convocatoria al diálogo

Todavía molesto por el desembarco político del ex presidente Néstor Kirchner en Chubut, el gobernador Mario Das Neves lo acusó ayer de encabezar "una intromisión depredadora". También se refirió a los "momentos ríspidos" de su reunión con la presidente Cristina Fernández y minimizó la posibilidad de un cambio tras la convocatoria al diálogo.
En un reportaje publicado ayer en lanacion.com, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, afirmó que existe "una tibia reacción" del Gobierno nacional y reclamó que la convocatoria al diálogo se "concrete en hechos".

Además, apuntó contra el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, por no haber impulsado ningún cambio como presidente del Partido Justicialista. "Desde la primera reunión, no tuvimos absolutamente ningún tipo de notificación ni ningún tipo de acción para llevar adelante", aseveró.

A la vez, reconoció que mantuvo encuentros con Eduardo Duhalde, Juan Schiaretti, Jorge Busti, Carlos Reutemann y Felipe Solá, y que el PJ se encuentra en "estado deliberativo". Dijo que el senador santafecino tiene "silencios muy extensos" que generan "dudas" respecto de la posibilidad de acompañar una posible candidatura y también se refirió a Francisco de Narváez.

En ese contexto insistió en que la reunión que mantuvo con la Presidente la semana pasada "fue mala", porque cuando (Néstor) Kirchner visitó Chubut "sentí que hubo una intromisión en mi provincia que debía responder con una definición pública y lo hice".

"Seguramente eso estuvo presente en mi entrevista con la Presidente. Entregué las carpetas con problemas vinculados a la provincia y luego empezamos a hablar del tema del gas y empezaron a surgir diferencias fuertes.

La reunión fue mala porque uno tiene la mejor voluntad de tratar de colaborar, de apoyar a la Presidente, pero para ello tiene que haber predisposición del otro lado. Fui con toda la buena fe a plantear algunas cosas de la realidad que a veces no se ven. Pero no hay margen para discutir en este momento", señaló.

Ante la posibilidad de que su pelea con Kirchner pueda perjudicar a su provincia, Das Neves reconoció: "nosotros gracias a Dios tenemos una actividad importante, creciente, tenemos la reserva de petróleo más importante, por lo que esos fondos están asegurados producto de que es una transferencia automática".

MODELO CHUBUT

Sobre sus intenciones de ser candidato a presidente en 2011, Das Neves dijo: "uno puede expresar su aspiración, que no quiere decir que esté bregando en el día a día tratando de lograr adhesiones porque 2011 está lejos. Pero quienes somos del interior y pertenecemos a provincias alejadas del poder central, tenemos que instalar alguna pretensión. Tengo contacto con la mayoría de los gobernadores, con dirigentes".

Ante un hipotético escenario donde se lograra un acuerdo en el peronismo para 2011, Das Neves aclaró que Reutemann "es una persona honorable, es una persona de bien, pero los silencios suelen ser muy largos y es importante que las personas que se planteen con una posibilidad como él expliciten en el día a día cuál es su posición en cada uno de los temas que le preocupan a la gente.

No tengo posición tomada en cuanto a las posibilidades de él sino que digo que es una buena persona, pero que tiene silencios a veces muy extensos que generan alguna duda a la hora de decirle sí".

Sobre el trabajo de Scioli al frente del PJ, argumentó: "no hubo ninguna modificación desde la salida de Kirchner. Después de las elecciones, cuando renunció Kirchner al PJ, me reuní con Scioli, pero nunca más se hizo ninguna reunión. Desde ese momento, no tuvimos absolutamente ningún tipo de notificación ni ningún tipo de acción para llevar adelante".

Y en referencia a la evaluación de la reacción del Gobierno luego de las elecciones del 28 de junio hasta hoy, sostuvo: "hay una tibia reacción y habría que esperar, aunque los tiempos están muy acotados, que todas las charlas y el diálogo convocado por el Gobierno no queden en una galería de fotos y que se concrete en hechos".

"Si eso ocurre, como consensuar alguna normativa, alguna reforma política en serio, o ver cómo podemos conformar un documento para avanzar en la erradicación de la pobreza, podríamos ir avanzando, pero existe escepticismo, esto es notorio. Y particularmente, algunas actitudes de una persona tan importante como fue el ex presidente se contradicen con lo que supuestamente son las buenas intenciones del gobierno nacional", sentenció.

Comentá la nota