Das Neves coquetea con Sola y De Narvaez

En el Hotel Sheraton de Buenos Aire había mil invitados; pero por esos inescrutables designios del azar en la mesa del gobernador Mario Das Neves fueron ubicados Felipe Solá y Francisco De Narváez.
Con el primero, el chubutense sostuvo cruces públicos muy duros; con el colorado, en cambio, mantuvo conversaciones reservadas muy amables con Sola. En esas circunstancias, bajo la vigilante mirada de Solá, Das Neves y De Narváez prometieron comunicarse la noche del próximo 28 de junio. La señal tuvo una única lectura: con los resultados a la vista el "Portugués" y el "Colorado" podrían recorrer un camino juntos de cara al proceso electoral de 2011. Solá, cuentan, murmuraba su disgusto frente a esa insinuada perspectiva.

Reflexiones

Esa noche, en el marco de la cena del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC), Das Neves fue uno de los tres oradores, los otros dos fueron el vicepresidente de la Nación, Cleto Cobos y el gobernador de Santa Fé, Hermes Binner. En esa tribuna, el chubutense pronunció un mensaje de perfil nacional, donde señaló que es posible construir un país distinto "con equidad e inclusión", destacando que en Chubut en los últimos años se desarrollaron "políticas públicas serias empezando por tener en cuenta mejorar la calidad de vida de la gente", llegando con obras de agua potable, cloacas e Internet, entre otras acciones "a nuestro interior profundo".

"Nosotros vivimos en una región donde todavía hay muchas cosas primarias por hacer, mientras otros en otros lugares que han sido grandes beneficiarios, la Pampa Húmeda, han tenido todo al alcance. Hablar de agua potable y de cloacas pareciera que no está en los temas de los dirigentes ni de los candidatos salvo cuando aparecen enfermedades como el dengue", les dijo después el gobernador a sus interlocutores.

"La Embajada"

Los observadores nacionales que siguieron cada uno de los gestos de quienes asistieron a esa cena, consideraron una señal política significativa la cómoda relación que tiene Das Neves con el embajador de Estados Unidos en la Argentina, Earl Anthony Wayne, quien se acercó para felicitarlo por el discurso.

La relación registra antecedentes; no hace mucho el jefe de "La Embajada" le envió una carta al Gobernador destacando la política económica desarrollada en Chubut. Fue después de leer el informe Delphos que sitúa a Chubut como una de las provincias más competitivas del país. "Deseo hacerle llegar mis felicitaciones por el reciente y ampliamente publicitado informe de Delphos Investment, reconociendo el muy alto nivel de competitividad de su provincia entre las demás provincias de la Argentina (...) he leído con interés que el estudio Delphos evalúa 46 variables distintas, incluyendo la capacidad productiva, las políticas fiscales, infraestructura, financiamiento, integración comercial, ciencia y tecnología y desarrollo humano. El estudio señala que Chubut ha fortalecido su situación económica y financiera en los últimos años, con especial atención en atraer nueva inversión productiva", agregó aquel escrito firmado por el diplomático.

Los especialistas consideran que, más allá de los elogios, lo más importante es la atención de "La Embajada", porque manejan información calificada de la política nacional y siguen con mucho tiempo de anticipación los procesos de recambios presidenciales. Desde esa perspectiva, los observadores nacionales valoraron el gesto de Earl Anthony Wayne.

Otro dato

Quienes perciben la sintonía fina, consideran que los gestos y señales registrados en esa cena constituyeron una suerte de punto de inflexión en la carrera nacional del chubutense. "A partir de esa noche el proyecto presidencial recuperó velocidad", dijo un hombre de Fontana 50 que aportó otro dato de aquella jornada: "Das Neves no estaba en la lista de oradores, lo pusieron sobre el filo de la reunión, y armó sobre la marcha un discurso sesgado por un nítido tono peronista que pronunció frente a un auditorio dominado por los principales referentes de la oposición", recordó.

Comentá la nota