Das Neves aseguró que no modificará la Constitución para una reelección

El gobernador Mario Das Neves negó ayer enfáticamente que se vaya a incluir en la reforma constitucional la posibilidad de un tercer período al frente del Ejecutivo, luego de que durante el fin de semana un medio gráfico del valle publicara sondeos en ese sentido realizados por el encuestador del oficialismo a nivel nacional, Julio Aurelio, y de que la columna política de EL CHUBUT se analizaran las posibilidades de un acuerdo para permitir su reelección en 2011.
El mandatario realizó declaraciones en el programa «Redacción 20», que conduce el periodista Carlos Di Filippo a través de la emisora LU 20, y descartó además que la reforma se pueda llevar a cabo en 2009, ya que «abordar una reforma constitucional tiene que tener consensos muy fuertes, muy importantes». «Obviamente -aseguró- acá entran a jugar un papel muy importante los partidos políticos, y entre todos debemos ver si nos ponemos de acuerdo para ver los tópicos a abordar. Por lo tanto reforma constitucional este año no, porque no nos darían los tiempos».

A continuación, el Gobernador criticó el análisis periodístico en este sentido, al asegurar lo que «me da mucha pena es el análisis que a veces se hace sobre la situación. Hoy -por ayer- nuevamente en un medio gráfico, EL CHUBUT, donde se habla de la posibilidad encubierta de una reelección, me da mucha pena porque evidentemente lo escriben aquellos que han abordado siempre este tipo de actitudes».

El mandatario agregó que hay quienes creen «que una Constitución es para reformarla en función de la aspiración de algún ciudadano, y esto es lo que uno debe repudiar. Cualquier reforma que uno pueda introducirle a nuestra Constitución tiene que ir en línea a otorgarle beneficios a la gente».

«Entonces -prosiguió- aquellos estúpidos, y permítame que lo diga con toda la letra y mayúscula, que piensan que cualquier abordaje tiene que ver con una reelección, que no gasten tinta, yo he tenido una posición pública clara, contundente al respecto, he cumplido siempre la palabra, y en esto no inventen ninguna historia porque tratan de confundir a la gente».

Das Neves aseguró además que «hay muchos temas que uno puede escribir en un medio, porque hay temas a resolver en la provincia, en el país, y uno está expuesto y abierto a cualquier discusión, y a cualquier sugerencia, pero no inventen cosas evidentemente con segundas intenciones».

«Entonces yo no voy a perder ningún minuto más en estos temas que quieren instalar, y te agradezco a vos la oportunidad que me das para expresarlo», dijo refiriéndose al conductor del programa.

ENCUESTAS

Das Neves volvió a hablar sobre el tema con la prensa luego del acto que presidió durante el mediodía en Lago Rosario, y sostuvo que en la lectura periodística «yo creo que hay mala fe, porque quieren instalar un tema que no tiene ningún relieve, seguramente porque ellos nunca han confiado en las palabras de las personas, y yo me he comprometido hace mucho tiempo».

Y aseguró a continuación que «lo que es miserable es tratar de plantear un tema para actuar como disparador hacia la Nación y generar un debate. Yo no he dicho nunca, ni pienso, y como ya le he dicho a la gente, yo me voy el 10 de diciembre del 2011».

Según el mandatario, «lo que le precupa es quizás que haya gente nueva, gente joven, mujeres y hombres que están participando de este proyecto y que seguramente tomarán la posta en los próximos años. Serán las nuevas generaciones que conducirán los destinos de la provincia».

Consultado sobre las encuestas en las que la gente le otroga una alta intención de voto a una reelección, Das Neves dijo que «está bien, yo le agradezco a la gente la confianza, me la expresan todos los días, pero está claro que cuando nosotros planteamos la reforma constitucional como título dijimos que tenía que haber una reforma que le mejore la calidad a la gente».

«Lo que pasa -concluyó- que quienes piensan de esta manera fueron los que manosearon la Constitución y la reformularon todas las veces que hicieron posible para satisfacer pretensiones o aspiraciones personales, cosa que no ocurre no solamente en quien le habla, sino en la gente de mi partido».

Comentá la nota