Una nevada llevó alivio a Bariloche

Una nevada llevó alivio a Bariloche
Era muy esperada desde hacía varias semanas; aguardan la llegada de más turistas
SAN CARLOS DE BARILOCHE.- La nieve volvió a ser el centro del paisaje en Bariloche. Luego de más de un mes de no producirse nevadas, y con una significativa caída de visitantes, la ciudad amaneció cubierta de blanco, lo que trajo mucho alivio para el sector turístico.

"Cambió el humor. Esperamos que la nieve aliente la llegada de esquiadores", dijo a LA NACION Daniel González, secretario de Turismo local, que manifestó su optimismo por la intensa nevada.

El sector turístico centra sus expectativas en un repunte de la actividad con la llegada de turistas nacionales, principalmente amantes del esquí, ya que agosto se caracteriza por el arribo de adeptos de los deportes invernales y el pronóstico anticipa varias nevadas para el transcurso del mes.

En el cerro Catedral la nieve comenzó a caer anteayer por la tarde, cuando los medios de elevación ya habían cerrado, pero ayer todo amaneció pintado de blanco. En la base, los turistas se encontraron con más de 20 centímetros de nieve, y en la cima, donde se registró una sensación térmica de -8ºC, se acumuló hasta un metro de nieve en óptimas condiciones para esquiar o practicar snowboard .

En la empresa Catedral Alta Patagonia -concesionaria de los medios de elevación- destacaron el nuevo panorama para el cerro en el mes en que la agenda de actividades no tiene descanso, con disciplinas poco frecuentes en la nieve, como encuentros de polo y de rugby, que se disputarán el próximo fin de semana largo.

En tanto, las cámaras empresariales, junto con la Secretaría de Turismo, analizan el lanzamiento de promociones especiales con precios de temporada media para tentar a los turistas. La situación financiera internacional, la gripe A y la falta de nieve fueron el complemento esencial para una temporada invernal que tuvo una severa caída de visitantes con el 40% menos de ingresos por vía aérea y terrestre, que alcanzó sólo a 78.500 turistas durante julio, cuando el año anterior habían llegado 130.000.

Comentá la nota