Los neuquinos no se acostumbran a volar

Pasaron tres meses del retorno de los vuelos provinciales y son pocos los pasajeros que utilizan el servicio que brinda la empresa American Jet. San Martín de los Andes es el destino más solicitado. Un escalón más abajo está Chos Malal. Loncopué es el destino más flojo.
Neuquén > Pasaron ya más de 100 días del regreso de los vuelos al interior de la provincia y los neuquinos aún no se acostumbran a usarlo. Prefieren llegar a estos destinos utilizando otros medios de transporte. Lo mismo sucede con los turistas del resto del país y del exterior, que arriban a Neuquén para lograr descansar en sus principales centros invernales.

Las causas son varias, pero las principales se atribuyen a la falta de costumbre, desconocimiento de sus beneficios, el corto plazo que pasó desde su implementación y, en parte, al costo del pasaje. Sin embargo, fuentes oficiales le confirmaron a La Mañana de Neuquén que confían cerrar el año con números positivos para asentarse definitivamente en el 2010.

Desde la Coordinación Provincial de Aviación expresaron que estamos ante "un proceso lento pero que viene en alza", balance al que arriban comparando el presente con los porcentajes que arrojaron los primeros días de vuelo, servicio que se retomó por iniciativa de la Provincia el 2 de junio pasado con vuelos regulares que opera American Jet.

Siguiendo los estudios, también se pudo constatar que de los tres destinos retomados, San Martín de los Andes es el más solicitado, quedando un escalón más abajo Chos Malal. En tanto, Loncopué es el menos requerido por el pasajero, a punto tal de no haber superado en ningún viaje el 12 por ciento de ocupación del avión.

"Hablamos de un servicio que hoy -a tres meses de su comienzo y tomando como base los 13 pasajes que asegura Provincia- está en alrededor del 20%. Es importante y nos permite pensar que el camino es el deseado", explicaron desde el área provincial, desde donde comunicaron que el objetivo a corto plazo es trabajar para mejorar la capacidad de ocupación de Loncopué.

Además, remarcaron que estos sitios no surgieron porque sí, sino que se tuvo en cuenta que los tres eran una comunicación directa con los principales lugares turísticos de la provincia, como lo son Chapelco, Chos Malal y Copahue-Caviahue. "Consideramos que es un servicio esencial para el turismo invernal, pero más allá de lo turístico el servicio cumple otra función: la social", aclararon.

Pasajes de uso oficial

Según consta en contrato, la falta de uso de los vuelos obliga al gobierno de la provincia canjear parte de esos asientos vacíos por pasajes que son utilizados en materia de agenda oficial. Aunque también lo usan -previa autorización- intendentes y funcionarios municipales, habitantes de comunidades pequeñas y vecinos de algunos parajes neuquinos.

"En estos momentos esos pasajes se están utilizando para viajes de carácter oficial -sean provincial o municipales-, comunitarios y también para urgencias sanitarias", destacaron fuentes oficiales, quienes aclararon que "todos ellos son autorizados", y que para ser retirados debe presentarse previamente una carta, con la firma correspondiente de quien lo autoriza.

"No son pasajes que se usan innecesariamente, sino que tienen un uso y una función específica", destacaron, y agregaron que "el viajar y regresar en el día permite más agilidad, pero a la vez menos gastos. Significa ahorrar tiempo y dinero en traslado terrestre, estadía, choferes y viáticos, números que se compensan con el vuelo".

American Jet opera de la capital al interior provincial y viceversa desde junio con 9 frecuencias semanales: cinco a Chapelco, dos a Chos Malal y dos a Loncopué, vuelos que se realizan en aviones Dornier 228 y Metro 23 con capacidad para 19 pasajeros.

Según el contrato, la empresa se garantiza una ocupación mínima de 13 pasajes por vuelo, cupo que si alcanza a cubrir con la venta al público el ejecutivo provincial se hace cargo de la diferencia y los canjea por pasajes que son de uso oficial.

Comentá la nota