La UCR neuquina va con todo rumbo al 28 de junio

Después de una profunda introspección política, el radicalismo neuquino pone primera este viernes rumbo a las elecciones nacionales, con "Pechi" Quiroga a la cabeza de una lista propia.
Este viernes, en el local del comité capital, la Unión Cívica Radical de Neuquén anunciará sus candidatos al Congreso nacional, ratificando dos circunstancias que se habían anticipado: que la lista será encabezada por el ex intendente Horacio "Pechi" Quiroga; y que estará integrada por lo más granado del radicalismo provincial, en una apuesta fuerte para conseguir liderar la oposición al MPN.

No es un detalle lo que ha decidido la UCR. Porque no solo llevará a Quiroga, el radical más sui generis que ha tenido en su historia la provincia, un hombre que milita activamente en el cubismo; sino que ha logrado un proceso de unidad partidaria a partir de la inclusión de figuras relevantes en la misma lista.

El misterio se revelará este viernes, al mediodía, en el comité local; pero ya se sabe que el radicalismo pone "toda la carne en el asador" y pretende ganar los comicios que el Senado aprobó este jueves adelantar al 28 de junio.

La estrategia es más o menos evidente. Si el radicalismo gana en Neuquén, su rol dominante en la Concertación provincial no se discutirá; y es posible que lidere el proceso hacia una lista de unidad para enfrentar al MPN en lo que serán los comicios municipales para renovar la mitad del Deliberante capitalino.

Según las encuestas que se manejan a nivel partidario, el posicionamiento de Quiroga es inmejorable. Se entusiasman los radicales para derrotar al MPN, incluso si el partido provincial lleva, como se presume, a José Brillo como candidato a renovar la banca en Diputados.

No tienen dudas que superarán al PJ, cualquiera sea el candidato que lleve, aun si éste fuera Oscar Parrilli.

En estas horas, todas las expectativas radicales son positivas. Hay un entusiasmo como hacía mucho no se veía en este partido. El tiempo dirá si coincidirá o no con lo que la realidad electoral mande.

Comentá la nota