Neuquén recaudó en el año $72 millones menos de lo previsto en el Presupuesto.

El primer semestre muestra un negativo de un 13 por ciento sobre lo proyectado, producto fundamentalmente de la baja en el cobro de Ingresos Brutos. Junio es el sexto mes consecutivo con recaudación en baja. En cuanto a los otros ingresos, la coparticipación también cayó y lo percibido por regalías fue mayor a lo esperado.
Producto de la caída en la actividad económica generada por la crisis internacional, la provincia recaudó en el primer semestre de este año unos 72 millones de pesos menos que lo previsto en el proyecto de ley de Presupuesto 2009.

Según información que maneja la Subsecretaría de Ingresos Públicos de la provincia, si bien la recaudación por tributos locales (Ingresos Brutos, Sellos e Impuesto Inmobiliario) alcanzó en los primeros seis meses de 2009 un aumento del 0,8 por ciento con relación a igual período de 2008, la baja con respecto a lo proyectado en la ley que el gobernador Jorge Sapag envió a la Legislatura alcanza el 13 por ciento.

Junio es el sexto mes consecutivo con recaudación en baja para el Estado neuquino, donde el elemento central que aparece como el causante de este fenómeno es la merma en la percepción de recursos por el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos.

En ese mes, la recaudación provincial alcanzó en concepto de Impuestos sobre los Ingresos Brutos, Sellos e Inmobiliario, la suma de casi $84 millones, resultando superior en un 11% respecto de lo recaudado en junio de 2008, lo que equivale a unos $8,5 millones más. Pero con relación a las estimaciones presupuestarias la percepción por impuestos locales mostró una merma del orden del 14% (algo más de 13 millones), que está explicada por menores ingresos en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos (-8 millones) y en Impuesto de Sellos (-$6 millones). Sólo se registró un aumento en el Impuesto Inmobiliario, con alrededor de un millón de pesos más sobre lo previsto.

En cuanto a los otros ingresos que recibe la provincia, la coparticipación también cayó y lo percibido por regalías fue mayor a lo esperado (ver aparte).

Caída

La baja en la recaudación provincial ya acumulaba en mayo unos $59 millones negativos respecto de lo presupuestado. En ese mes, los menores ingresos -al igual que en junio- se dieron por una caída en la percepción de recursos por el cobro del Impuesto sobre los Ingresos Brutos y de Sellos, mientras que sí se dio un aumento en el Impuesto Inmobiliario.

El gobierno de Sapag diseñó el año pasado una serie de medidas de reforma fiscal, para que sean aprobadas por la Legislatura, tendientes a aumentar la recaudación provincial que contemplaban aplicar el impuesto de Ingresos Brutos a actividades que en la actualidad no tributan, como la construcción y los profesionales independientes que trabajan de manera asociada. Incluso la Subsecretaría de Ingresos Públicos ya había estimado para 2009 los ingresos que Neuquén iba a recibir gracias a esta reforma. Pero a raíz de la crisis y la baja en la actividad económica, estas medidas quedaron congeladas hasta tanto se comiencen a revertir las variables. Hoy, la mejora en los ingresos está centrada en acordar con el gobierno nacional un precio superior en los valores de boca de pozo de los hidrocarburos, fundamentalmente en lo que se refiere al gas. Para ello, durante esta semana el propio Sapag iniciará en Buenos Aires esas gestiones ante los funcionarios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Coparticipación en baja, regalías petroleras y gasíferas en alza

El aumento de los ingresos de origen hidrocarburífero se dio porque tanto el precio de liquidación como el tipo de cambio resultaron superiores a los establecidos.

Neuquén > El primer semestre de 2009 muestra que los ingresos totales de la provincia en todos sus conceptos (Recaudación provincial, Regalías, Canon Extraordinario y Coparticipación Federal) están en más de 31 millones de pesos por debajo de lo presupuestado para este año. Pero un dato todavía más llamativo es que el crecimiento acumulado hasta junio ($164 millones) con relación a igual período de 2008 muestra que si se deduce de ello lo ingresado por el canon, producto de la renegociación de los contratos petroleros, lo acumulado a mitad de este año arroja un crecimiento de sólo 78 millones de pesos.

Durante el mes de junio los ingresos percibidos por estos cuatro conceptos ascendieron a $370 millones, resultando superiores en $24 millones respecto de igual mes del año anterior, y con relación a las proyecciones incluidas en el proyecto de Ley de Presupuesto fueron inferiores en algo más de $3 millones.

En el acumulado del primer semestre del año y en el propio mes de junio, la baja en los recursos estimados se debe en gran medida a lo percibido en concepto de tributos de origen nacional (Coparticipación Federal y Regímenes Especiales).

Por estos conceptos el mes pasado ingresaron $127 millones, de los cuales $101 corresponden al Régimen de Coparticipación Federal y lo restante a Regímenes Especiales. Comparado con igual período del año anterior, estos recursos resultaron superiores en $6 millones, mientras que en relación a las proyecciones del Presupuesto, fueron inferiores en unos $12 millones.

En términos acumulados en el semestre, los recursos tributarios de origen nacional muestran un crecimiento respecto de igual período de 2008 de más de $50 millones, mientras que respecto de las estimaciones para este año resultaron inferiores en un monto similar, es decir, otros $50 millones.

Estas bajas en los ingresos se compensan con el canon extraordinario y las regalías. Por el primero, y con relación a junio, resulta superior a lo estimado en el proyecto de presupuesto en $3 millones y medio más, mientras que en términos acumulados en el primer semestre del año los recursos ingresados por este concepto ascienden a $85 millones por sobre lo estipulado.

En cuanto a las regalías petroleras, para el mes pasado fue de unos $18 millones adicionales y para el semestre representó más de $66 millones por encima de lo presupuestado

Los mayores ingresos observados en relación a las proyecciones obedecen a que tanto el precio de venta tomado para la liquidación de regalías como el tipo de cambio resultaron superiores a los establecidos.

Por el lado de las gasíferas, en junio lo percibido resultó unos $2 millones y medio por sobre lo pautado, mientras que el acumulado del semestre arrojó un saldo positivo de más de $22 millones.

Comentá la nota