Neuquén perdió en 3 años 84 días de clases por huelgas, equivale a casi a medio año escolar.

Neuquén perdió en 3 años 84 días de clases por huelgas, equivale a casi a medio año escolar.
Es además una de las 7 provincias que no podrán cumplir este año con los 180 días de clases que exige la Ley de Educación. Corrientes, Chaco, Jujuy, San Juan, Santiago del Estero, Río Negro y Neuquén, tienen huelgas que harán imposible cumplir el calendario escolar, en el inicio de un período lectivo que se caracteriza por su alto nivel de conflictividad. Se ven afectados 1.400.000 niños. El año pasado Neuquén tampoco cumplió con los 180 días que exige la ley.
La noticia que habitualmente llega más cerca de fin de año esta vez se adelantó. A casi un mes después del comienzo del ciclo lectivo, ya hay 1.400.000 alumnos que no podrán recibir los 180 días de clases obligatorios por ley, a raíz de la frenética seguidilla de paros docentes.

Siete provincias: Corrientes, Chaco, Jujuy, San Juan, Río Negro, Santiago del Estero y Neuquén han tenido huelgas que harán imposible cumplir el calendario escolar, en el inicio de un período lectivo que se caracteriza por su alto nivel de conflictividad.

Río Negro, la más complicada

La situación más grave se registra en Río Negro, donde el conflicto docente perjudica al 60% de los 160.000 alumnos de la provincia, que aún no pudieron ir a la escuela. Ya van 24 días sin clases, con cortes de ruta, movilizaciones y aulas vacías. La vecina Neuquén le sigue en complejidad, con 16 días de huelga en cuatro semanas. Los paros no afectan al 100% de los alumnos en cada distrito, pero en la mayoría de los casos tienen una adhesión de los docentes del 70 al 90% en las escuelas estatales. De ese cálculo surge el número de 1,4 millones de chicos afectados.

Neuquén con un triste récord

La obligación de dictar 180 días de clases fue dispuesta en diciembre de 2003 por la ley 25.864, impulsada por el primer gobierno kirchnerista. Nunca se logró, sin embargo, que todas las provincias cumplieran con ese mandato.

El año pasado, sólo las provincias de Buenos Aires, al extender el calendario, y de Chubut completaron los 180 días de clases. El resto quedó en deuda y las situaciones más traumáticas se vivieron en Entre Ríos (18 días sin clases), Tierra del Fuego (16) y Neuquén (15), donde este mes ya se perdieron más días de clases que durante todo el año pasado.

Por lejos, la provincia que más huelgas acumula en los últimos tres años es Neuquén, donde en abril de 2007, en medio del conflicto, murió trágicamente el maestro Carlos Fuentealba. En los últimos tres años se perdieron 84 días de clases, equivalente casi a medio año escolar. En el otro extremo, Chubut, La Pampa, Misiones y Formosa son las que menos paros han tenido desde 2007. Por citar una comparación, en lo que va del año, los chicos formoseños tuvieron un 26 % más de clases que sus pares de Río Negro, que es una de las provincias con más altos porcentajes de alumnos que repiten en el secundario.

Río Negro, Neuquén y Jujuy, las más complicadas en el 2009

"Todos los años parecen siempre más conflictivos que el anterior porque es el que estamos viviendo. Las situaciones más graves se dieron en Río Negro, Neuquén y Jujuy, pero en ésta ya hubo acuerdo", dijo el ministro de Educación, Juan Carlos Tedesco, en diálogo con La Nacion. Advirtió que "las propias provincias tendrán que dar respuestas y recurrir a las vías tradicionales para cumplir con la ley: recuperar los días de clases perdidos, eliminar asuetos o dar algún tipo de actividad complementaria". Pero se cuidó muy bien en aclarar que la decisión de recuperar las clases perdidas es resorte de cada jurisdicción y no está en sus manos.

Comentá la nota