Neuquén llega "con muletas" al agua para todos

Las autoridades del EPAS indicaron que llegarán con "muletas" a la inauguración del acueducto Mari Menuco. De a poco se normalizaba la situación en algunos barrios neuquinos.
La sede central de EPAS: un ente que arrastra serias dificultades en el servicio desde hace muchos años (foto prensa institucional)

Las autoridades del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) reconocieron este miércoles que la capacidad de producción se encuentra al límite por lo que cualquier inconveniente genera graves problemas en el suministro de agua en la ciudad de Neuquén.

La rotura del acueducto Anaya-Bejarano, que aporta el 25 por ciento de la agua de la ciudad, generó un verdadero colapso en el servicio y afectó a decenas de barrios del oeste neuquino.

"Nuestro sistema es muy sensible porque tenemos una capacidad de producción que es muy parecida al consumo y a la demanda global que tenemos", explicó el gerente del Servicio Neuquén del EPAS, Ricardo Pacheco, durante une entrevista concedida a LU5.

El funcionario indicó que este tipo de contingencias u otros problemas como los cortes de luz, siempre terminan afectando el servicio por lo que están tratando de "llegar con muletas" a la inauguración del acueducto Mari Menuco que solucionará todos los inconvenientes.

Indicó que de no mediar problemas en no más de 60 días se comenzarán a ver los beneficios de esta obra.

Comentá la nota