Neuquén licitará cinco nuevas áreas mineras

La Corporación Minera del Neuquén (Cormine) adelantó ayer que la provincia pondrá a licitación la exploración con derechos de explotación de cinco nuevas áreas donde hay indicios de la existencia de oro, cobre, plata y zinc.
Se trata de 78.000 hectáreas cuyos derechos fueron otorgados por la dirección provincial de Minería a la empresa estatal, reactivada tras la asunción del gobierno de Jorge Sapag.

Son tierras fiscales y de privados, cuyos derechos ya se reservó Neuquén.

El presidente de Cormine, Martín Irigoyen, planteó que los pliegos de licitación que fijarán las condiciones para los inversores que se hagan cargo de la exploración están en etapa de culminación.

"Descubrimos buenos valores de oro, de cobre, de zinc y de plata, entre otros minerales", dijo Irigoyen, en diálogo con "Río Negro", al referirse a los estudios geológicos superficiales realizados.

"Ahora correspondería a los inversores privados determinar si esos valores existen en cantidad suficiente como para que haya una mina", agregó.

La propuesta de desarrollo de los nuevos emprendimientos mineros fue expuesta ante los empresarios del sector entre el 28 y el 30 de abril, en Buenos Aires, durante el desarrollo de la cumbre del sector, Arminera.

"Es un momento difícil por la situación financiera internacional. Pero hubo interés por las áreas que pusimos a consideración de los potenciales inversores", afirmó Irigoyen, quien además dijo que la licitación propondrá el uso de derechos de exploración y explotación de lo que finalmente se encuentre.

Las tierras se ubican entre la zona centro y norte de la provincia, en cercanías de Varvarco, Tricao Malal, Andacollo y Pino Hachado.

"Estamos culminando los pliegos y el directorio de Cormine y las autoridades provinciales decidirán en qué condiciones entregaríamos la exclusividad de la explotación", agregó el titular de la empresa cuyo paquete accionario es propiedad de la provincia en su totalidad.Durante los últimos la empresa estatal hizo estudios geológicos que ofrecen indicios de la presencia de metales de primera categoría, tal como se denomina a los ya mencionados. Son relevamientos que se efectuaron sin métodos invasivos, y que permitieron dar una referencia de las características minerales que podría haber bajo superficie.

"Sabemos que hay interés por desarrollar la explotación en el sector privado, y esperamos que la crisis internacional no nos pongan escollos durante la convocatoria", manifestó Irigoyen.

El titular de la empresa, que no esquivó las críticas que viene recibiendo la provincia a partir de su estrategia para el sector (ver aparte), dijo que durante el último año Cormine inició estudios en diferentes áreas provinciales para seguir asegurándose, a partir de pedidos de derechos, la posible exploración y explotación de yacimientos.

Comentá la nota