“En Neuquén se legalizó el delito”

El concejal Marcelo Bermúdez criticó duramente la actitud del gobierno municipal respecto de hechos ilícitos que se cometen a la luz del día en las ferias “regularizadas”. Lo hizo al opinar sobre el proyecto de creación de una “guardia urbana”.
El concejal capitalino Marcelo Bermúdez se preguntó para qué el municipio crearía una “guardia urbana” (según el proyecto de Darío Martínez, si al mismo tiempo “está legalizando el delito”.

Bermúdez salió a criticar duramente a aquellos funcionarios –entre los que mencionó a Hernán Ingelmo- que “se vanaglorian en los medios de comunicación de cómo regularizaron la feria del trueque, un lugar en donde se cometen delitos”.

Concretamente, Bermúdez destacó que cualquiera que vaya a la feria podrá ver “cómo se venden CD truchos”, lo que constituye “un delito federal”. De esta manera “la municipalidad, al regularizar un lugar donde se cometen delitos, ha legalizado el delito”, dijo.

Criticó también al concejal Martínez porque a su entender el proyecto de “guardia urbana” (un cuerpo integrado por civiles, empleados municipales, sin armas) “es un proyecto de campaña”.

“Nosotros estamos acá en la comisión de Hacienda, comprobando cómo el Municipio ha incumplido con las cargas sociales, y le debe 5 millones de pesos al Instituto (municipal)”, dijo, y eso es “incumplir la ley”.

“El municipio debería ser más serio, y si quiere hacer un aporte para la seguridad, el primer aporte es no cometer delitos”, dijo Bermúdez, en declaraciones al programa Sinpelos diario, que se emite por RDV 90.7.

Reflexionó además que “en cualquier ciudad organizada, si un funcionario público se relaciona con gente que comete delitos, estaría sospechado, procesado”. Y contrastó con el hecho de que “acá estos funcionarios se vanaglorian en los medios de comunicación de cómo regularizaron una feria donde se comete delitos”.

Así, consideró que en lugar de “reprimir el delito, se está incentivando”. Y destacó que el gobierno municipal debería hacer “una clara diferenciación” entre los problemas sociales y los delictivos, para abordar cada caso con la especificidad que tiene.

Comentá la nota