Neuquén lanzó un plan para prevenir la trata

El gobierno provincial lanzó un programa especialmente destinado a prevenir la trata de personas en todo el territorio neuquino a través de la interacción con las organizaciones no gubernamentales. La iniciativa cuenta para su concreción con un importante aporte monetario girado por la Subsecretaría de Seguridad Interior de la Nación.
El nuevo programa fue dado a conocer ayer por el ministro de Seguridad, Justicia y Trabajo de la provincia, César Pérez, quien explicó que "los esfuerzos dirigidos contra la trata de personas requieren que los Estados adopten tácticas que respondan a la dinámica específica de cada región".

Es por esto que entre las acciones que desde el gobierno provincial se impulsarán en el corto plazo se encuentra la creación de un manual que contenga toda la normativa vinculada con la temática tanto a nivel nacional, provincial como internacional. Este manual sería complementado con un instructivo y distribuido entre las organizaciones e instituciones sociales.

Mientras Pérez destacó que "la lucha contra la trata es uno de los desafíos más grandes del 2009", el plan tiene como objetivo central realizar todas las acciones tendientes a prevenir y erradicar la trata de personas, asistiendo y protegiendo a las víctimas a través de acciones permanentes.

Entre estas acciones el gobierno provincial analiza la creación de un área especializada dentro de la policía, ya que se intentará que esta problemática sea uno de los temas de la agenda del Consejo Provincial de Seguridad Ciudadana.

Para ello desde la cartera de Seguridad se prevé implementar interinstitucionalmente acciones de prevención, asistencia y reinserción social de las víctimas de este flagelo que es una de las formas más modernas de esclavitud, basándose en el rapto y traslado de personas para explotarlas de forma tanto sexual como laboral.

El desarrollo de este programa cuenta con un aporte especial de 100.000 pesos girados por el gobierno nacional para su implementación en la que será central el aumento en la capacidad de detección y desarticulación de las redes dedicadas a la explotación.

No obstante, a los efectos de lograr una acción integral también se considera determinante la atención completa de las víctimas y la creación de un registro de organizaciones no gubernamentales que se muestren en favor de participar en este nuevo programa.

Comentá la nota