Neuquén lanza su plan de reconversión productiva

Es a diez años y fue acordado con ocho sectores. Habrá financiamiento privado y del sector público provincial y nacional por más de $1.200 millones.
El gobierno de la Provincia, a través del Ministerio de Desarrollo Territorial, anunciará mañana un ambicioso programa de reconversión productiva a diez años y con instrumentos de financiamiento que permitirán alcanzar una inversión de más de 1.200 millones de pesos.

El plan consta de un documento, fruto del acuerdo del Ejecutivo con ocho sectores productivos de Neuquén. Ellos son ganadería (bovina, ovina y caprina), forestación, fruticultura tradicional, frutas finas, apicultura, horticultura, acuicultura e infotecnologías

El ministro de Desarrollo Territorial, Leandro Bertoya, informó que entre las líneas de financiamiento se encuentra el Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap), el Consejo Federal de Inversiones (CFI), bancos privados y públicos, como el BPN y el Nación; el IADEP y fondos del tesoro provincial. También se instrumentará la aplicación de fondos que ya existen, a través de leyes nacionales y provinciales que están vigentes.

El documento se transformará en una ley que será enviada a la Legislatura, con el objeto de asegurar la asignación de los recursos.

Según se señaló, se apuesta, por un lado, a dar un gran impulso a obras de infraestructura como mataderos, laboratorios, empaques de frío y caminos, entre otros emprendimientos, todos ellos relacionados con las distintas actividades que se quieren desarrollar. Por el otro, este acuerdo, incluido en el Plan Estratégico de Desarrollo Territorial, apunta a que cada sector determine su política para la próxima década, con el propósito de que muchas de estas actividades se transformen en pilares de la economía neuquina.

Los sectores a desarrollar

Desde diciembre del año pasado, mes en que asumió la nueva gestión de gobierno, el ministerio que conduce Bertoya - a través de un equipo de la Subsecretaría de Desarrollo Económico a cargo de Javier Van Houtte -trabajó la redacción de una plataforma con los representantes de los distintos sectores productivos de la Provincia-.

El último documento se cerró con el sector foresto industrial, y entre las líneas de acción para esta actividad figura la diversificación de las plantaciones forestales para mejorar las posibilidades comerciales y la calidad de los productos. Participaron en la elaboración de este acuerdo integrantes del INTA, Parques Nacionales y los municipios que realizan esta actividad.

Neuquén ya cuenta con un inventario y ahora se está constituyendo la unidad ejecutora de bosque nativo, que con la incorporación de nueva tecnología servirá para identificar las tierras potencialmente aptas en manos de virtuales interesados en forestar.

El objetivo es incrementar el ritmo anual de forestación a diez mil hectáreas y aumentar la producción de los viveros privados y del Estado.

También se elaborará un programa para atender los problemas de plagas y enfermedades de las forestaciones y se pretende que, tanto el sector público como el privado, produzcan madera de calidad para satisfacer el mercado local y generar exportaciones.

Otros sectores

Respecto de la ganadería, se prevé una fuerte intervención en infraestructura pensando en el nuevo status sanitario de la región. El propósito será ganar nuevos mercados, buscando inversión estatal para dotar de equipamiento a frigoríficos y mataderos de la Provincia que hoy no están habilitados. También la diversificación de productos para que se puedan comercializar, como lana, cuero, y pelos.

En cuanto a la fruticultura, el documento se basa en lo que es el Plan Frutícola Integral, donde Neuquén participó como provincia de su diseño. Para este acuerdo, los productores propusieron el asfaltado rural, créditos blandos, incentivos y premios a la productividad.

Para la fruta fina habrá un plan específico que apunta al desarrollo de la producción de frutillas y cerezas, dado que antes estaba sólo centrado en frambuesas

Otros dos sectores a desarrollar serán la apicultura, del que se señaló que en la actualidad es pequeño pero que tiene mucha potencialidad y que se apostará a la calidad; y la acuicultura, una actividad que está limitada por las normativas medioambientales pero en la que se trabajará en el agregado de valor con fines exportables.

Para la horticultura, sector que está centrado en el departamento Confluencia, el documento plantea la necesidad de crear pequeñas cuencas hortícolas ya no de autosubsistencia, sino para abastecer mercados regionales. Y ya se iniciaron acciones para identificar cuencas como las del Norte en Chos Malal y Bajada del Agrio.

Sectores a desarrollar

Ganadería (bovina, ovina y caprina)

Forestación

Fruticultura tradicional

Frutas finas

Apicultura

Horticultura

Acuicultura

Infotecnologías

Comentá la nota