Neuquén, historia de un gasto que no deja de crecer.

El presupuesto neuquino asusta cuando se lo observa en la perspectiva histórica de los últimos años, y en función de su principal recurso, el petróleo. En 2004, con un precio del petróleo igual al actual, se presupuestó un gasto de 1.838 millones de pesos, que se triplicó en solo cinco años.
Cuando Neuquén hizo uno de sus raros ajustes en el gasto público, metiendo mano en la masa salarial estatal con la rebaja de 50 % en lo que se pagaba por zona desfavorable (se redujo de 40 a 20%), el petróleo cotizaba entre 17,16 dólares y 18,42 dólares el barril, si tomamos en cuenta los años 1994 y 1995.

Cuando en 1999 el gobierno de Jorge Sobisch prometió retomar el 40 por ciento de zona para los estatales (cuyo recorte había sido legalizado por la Legislatura, en 1998), el petróleo había repuntado desde los 14,42 dólares (año’98) hasta alcanzar un promedio de 19,21 dólares el barril.

En el 2001, año del derrumbe del gobierno nacional de la Alianza y de Fernando De la Rúa, la hecatombe económica no lo era tanto para las arcas provinciales, ya que el petróleo cotizaba a 25,29 dólares.

Hasta ese año –con la convertibilidad aun vigente- los presupuestos provinciales no llegaban a los mil millones de pesos.

Recién en el presupuesto del año 2002, el Ejecutivo presentó un proyecto de presupuesto con gastos estimados en 1.214 millones de pesos. El petróleo, durante ese año, cotizó en un promedio de 26,16 dólares el barril, pero se estimó en el presupuesto con un promedio de 23 dólares. Los ingresos por regalías se proyectaron con una incidencia de 57% del total de recursos provinciales, ese año. Hay que considerar que ya se había devaluado el peso, y el tipo de cambio se estimaba en tres pesos por cada dólar.

Este fue, precisamente, el año en que comenzó a trepar el presupuesto neuquino de gastos, casi en la misma medida que comenzó a trepar la cotización del petróleo.

Así, en 2004 Neuquén estimó un gasto de 1.838 millones de pesos, con un petróleo que osciló en los 41 dólares el barril. En 2005, los gastos aumentaron a 2,124 millones; el 2006, a 2.671 millones; y en 2007, a 3.169 millones, con un petróleo que promedió ese año en los 72,38 dólares el barril, aunque la provincia no pudo sacar tajada de ese precio, porque ya se habían aplicado las retenciones y el precio “nacional”.

El gran salto presupuestario de gastos estuvo en los dos últimos años. A tono en el caso del año pasado con el precio del petróleo, que promedió los 99 dólares el barril. Fue el año de mayor precio de este commoditie. Así se llegó al 2009, con un presupuesto de gastos que supera los 6.000 millones de pesos, y un precio promedio real del petróleo –en estos primeros meses- de 41 dólares el barril.

Es el mismo precio que tenía el petróleo en 2004, cuando el presupuesto de gastos de la provincia era de 1.838 millones de pesos.

Comentá la nota