Neuquén firma la refinanciación

El acuerdo con el Estado nacional para la refinanciación de parte de la deuda pública con vencimiento este año, que se postergó por una enfermedad que afectó a la presidente, se firmará hoy la tarde en el despacho de Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada.
Este año el Programa de Ayuda Financiera de las provincias destinará para Neuquén 205.000.000 de pesos, contra los 278.000.000 que pedía Jorge Sapag.

El contacto entre la presidenta y el gobernador será a las 17. Neuquén tiene una abultada deuda, en la que fueron determinantes los bonos en dólares que emitió Jorge Sobisch un año antes de irse del gobierno.

Los principales acreedores de los vencimientos de este año son, precisamente, los tenedores de los bonos Tidepro. La deuda actual de la provincia por este concepto llega a casi los 900.000.000 de pesos, sólo en capital.

Con esos fondos se construye el Tren Trasandino, un proyecto que por el momento sólo despierta interés en Argentina porque Chile ya levantó hasta las vías que acercaban el proyecto a la frontera; además de autovías, rutas, autódromos, acueductos y hospitales.

El mecanismo de ayuda del Programa de Asistencia Financiera (al que se conoce con la onomatopéyica sigla PAF) fue creado para asistir los vencimientos de deudas de las provincias y originalmente sirvió para reemplazar los bonos provinciales que se usaban como dinero.

Para amortizar capital, la provincia pidió inicialmente una ayuda de 260.000.000 de pesos y luego subió esa pretensión a 278.000.000, pero la ayuda de Nación será por 205.000.000. Los compromisos de pago de la deuda para este año se ubican, sumando capital e intereses, en el orden de los 400 millones de pesos.

Neuquén también adhirió el año pasado al PAF y recibió un auxilio de 150.000.000 de pesos.

Comentá la nota