Neuquén expropiará la cerámica Zanón

Por primera vez el gobierno neuquino anunció que la figura jurídica que podría utilizarse es la de “expropiación por advenimiento”. Es una modalidad según la cual la provincia acordará un precio con los principales acreedores de la firma. La intención es después dársela en propiedad a los obreros organizados en la cooperativa FASINPAT.
El gobierno neuquino reconoció por primera vez –aunque la opción se manejaba hace tiempo- que evalúa una expropiación acordada con los principales acreedores para la fábrica de cerámicos Zanon, conocida ahora como FASINPAT por ser esta la denominación de la cooperativa obrera que la administra.

En la reunión realizada este martes en Casa de Gobierno entre autoridades provinciales y delegados de la cooperativa, se avanzó en la opción de la “expropiación con advenimiento”, una modalidad que necesita el acuerdo de los principales acreedores del proceso de quiebra.

Si bien la expropiación es la opción que defendió siempre el sindicato ceramista, no es precisamente esta figura. El sindicato pretendía una expropiación directa, con estatización incluida, para que la propiedad de la fábrica fuera del Estado, y a los trabajadores se le reservara la administración del complejo fabril, tal como han hecho hasta ahora.

En representación del Ejecutivo provincial, participó de la reunión el ministro de Gobierno Jorge Tobares. También estuvieron presentes legisladores de diversos bloques partidarios que integran la comisión A de la Legislatura, miembros de la Fiscalía de Estado y responsables del Tribunal de Tasación de la provincia.

Tobares comentó que en el encuentro se avanzó en la definición de la figura jurídica más apropiada para la "regularización de la fábrica y la transferencia en propiedad de los activos a los obreros de Fasinpat".

En ese sentido, indicó que "entendemos hoy en día que estamos en condiciones de poder ya avanzar en la figura de expropiación con advenimiento".

Según explicó, esta modalidad de expropiación "técnicamente significa la conformidad de los acreedores mayoritarios al monto indemnizatorio que la provincia o el Estado neuquino estaría dispuesto a pagar para adquirir los activos que están instalados en el Parque Industrial de la ciudad de Neuquén".

El ministro destacó que los encuentros por la ex Zanón "vienen siendo positivos" y relató que, "en las últimas cuatro o cinco reuniones, hemos ido avanzando progresivamente; en primer lugar, en ir definiendo la estrategia jurídica y política a instrumentar".

Aclaró que no sólo se han mantenido reuniones con los empleados que integran la cooperativa FASINPAT sino también con la sindicatura de la quiebra de Zanón, y señaló que tanto esos encuentros como el análisis técnico hecho por la gente de Fiscalía de Estado contribuyeron a definir la figura jurídica que hoy está en estudio.

"Tenemos un avance bastante importante con los acreedores en lo que se refiere a los montos que el gobierno estaría dispuesto a pagar y estamos discutiendo en este momento la forma de pago", informó.

Tobares sostuvo además que, en paralelo a las reuniones, se está trabajando "con el Tribunal de Tasaciones de la provincia, que es el organismo técnico que nos va a indicar cuál es el valor de mercado que tienen esos activos".

Respecto de esa tarea, anticipó que, una vez determinado el monto por el Tribunal de Tasaciones, "lo vamos a cotejar con el precio de negociación para tener certeza de que el monto que vamos a pagar en la expropiación es un monto conveniente a los intereses de los neuquinos".

El ministro evaluó que "estamos próximos a concluir en esta etapa y elaborar después un proyecto de ley, que también va a ser una tarea de la comisión" que integran los legisladores, las autoridades del Ejecutivo y los trabajadores de la cerámica.

Aclaró que, aún cuando la estrategia jurídica se ha ido definiendo progresivamente, "el objetivo siempre estuvo claro, que era comprar los activos de la fábrica Zanón y transferírselos en propiedad a los obreros que están hoy en día nucleados en la cooperativa".

Recalcó también que la propuesta de expropiación con advenimiento "contempla el interés concreto de los obreros de poder poner punto final a una lucha social y fundamentalmente jurídica que data de siete años a la fecha".

Comentá la nota