Neuquén convocó a inversores para impulsar nuevas áreas turísticas

Se abrieron concursos para la construcción y explotación de 28 alojamientos de diversas categorías. Se subsidiará 6 puntos la tasa para la Línea 400 del Banco Nación
El turismo puede ser un gran negocio. Así lo entiende la provincia del Neuquén que puso en marcha un proceso de 28 concursos para la construcción y explotación de hostels, lodges de pesca, posadas rurales con paradores turísticos, hosterías, áreas de acampe organizadas y paradores turísticos, además de un proyecto para la instalación de establecimientos agroindustriales para el desarrollo de productos gourmet.

Para hacer más rentable la propuesta, Neuquén ofrece un subsidio de tasa para la Línea 400 del Banco Nación, que son créditos a 10 años. El subsidio neuquino es de 6 puntos durante los primeros cinco años y se otorga a través del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo provincial que calcula cubriría aproximadamente $ 19.500.000 de subsidios de tasa. De todos modos, se tiene en cuenta que los montos pueden variar según si el inversor supera la calidad propuesta en el proyecto inicial (por ejemplo quien piense en más de tres estrellas para las hosterías que exigen ese mínimo de calidad).

El llamado a concurso está abierto desde principios de abril y aunque la fecha de cierre es el 8 de junio, fuentes de la Gobernación señalaron que probablemente se extienda 30 días más.

La evaluación técnica la realiza la Fundación de la Universidad del Comahue, con expertos de la Facultad de Economía y la Facultad de Turismo y el Banco Nación realiza el análisis del desarrollo financiero.

Aunque el inversor tendrá libertad para superar la base de lo proyectado, la convocatoria es bastante específica. Se concursa la construcción y explotación de 6 posadas rurales con paradores (3 en la zona Patagonia Valles y Volcanes es decir el norte provincial) y 7 lodges de pesca (3 en el departamento Minas, 1 en el departamento Aluminé y 3 en la Estepa de los Dinosaurios).

Según los funcionarios a cargo se trató de diseñar un esquema de alojamiento para distintos perfiles de turistas y diferentes necesidades y presupuesto, por eso se tuvo en cuenta una forma de turismo impuesta ya desde hace algunos años en la Argentina como son los hostels por lo que convocan a concursar la construcción y explotación de 5 de ellos en la Patagonia Valles y Volcanes y uno en el Departamento Huiliches.

En este mismo esquema fue que se pensó el concurso de una hostería en Villa Traful y 3 áreas de acampe para la Patagonia de Valles y Volcanes y 1 para del Departamento Confluencia.

Entre los 28, solo hay un proyecto ubicado en terrenos públicos, se trata de un complejo de hosterías y cabañas en Varvarco que incluye una oferta de tierra pública y un anteproyecto aprobado por concurso público.

Todos estos emprendimientos surgieron luego de una serie de talleres participativos entre los sectores involucrados de las distintas regiones turísticas de la provincia: Patagonia de Valles y Volcanes (en el norte, con localidades como Chos Malal, Andacollo, Manzano Amargo) que es un destino turístico de desarrollo incipiente; la Patagonia Termal (Copahue y Caviahue); la Patagonia de los Lagos (en el sur con San Martín de los Andes y Villa Traful entre otras) y la Estepa de los Dinosaurios donde se ubica la ruta del vino compartida con la provincia de Río Negro y que en los últimos años ha desarrollado el agroturismo.

Alicia Lonac, Subsecretaria de Turismo de Neuquén, explicó que se priorizó la zona norte, con menor infraestructura y que también se impulsará la explotación de la pesca deportiva (ver aparte).

Excepto el proyecto en Varvarco para todos los demás los inversores deben consultar con los municipios para la compra de tierras y el gobierno provincial también les ofrecerá listados de inmobiliarias que puedan interceder en la venta de terrenos privados ya que los concursos indican las áreas pero hay libertad para la microlocalización del emprendimiento.

En el caso de las posadas y hosterías se exige como mínimo la categoría 3 estrellas mientras que para los paradores turísticos se incluye gastronomía, venta de artesanías, telefonía, internet y servicio wi-fi.

Comentá la nota