En Neuquén hay más de 60 mil conexiones de banda ancha

Así se desprende del informe del Barómetro Cisco. Significa una penetración del 11,3% y ubica a la provincia entre las pocas que superan el promedio de 9 puntos.

De esta manera, las conexiones crecieron un 2 por ciento con respecto a 2008 en Neuquén. Se ubica séptima en el país en cantidad de conexiones.

Neuquén > La provincia cuenta con 61.109 conexiones de banda ancha, lo que significa una penetración del 11,3 por ciento. Así se ubica en la séptima posición en cantidad de conexiones, detrás de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Mendoza. A su vez, el porcentaje creció dos puntos con respecto al año anterior y Neuquén se transforma en una de las pocas provincias que supera los 9 puntos de penetración por cada 100 habitantes.

Los datos se desprenden de la octava edición del Barómetro Cisco de Banda Ancha Argentina, que la empresa presentó reciententemente. En el caso de Río Negro, son 33.511 las conexiones de banda ancha, lo que marca un 5,6 por ciento de penetración por cada 100 habitantes.

Los datos corresponden al primer semestre de este año, donde la banda ancha fija alcanzó las 3,6 millones de conexiones, lo que marca un incremento del 21 por ciento con respecto a 2008. En tanto, el registro de banda ancha móvil creció 124 por ciento, totalizando 354.321 conexiones. El informe ubica a la Argentina en el segundo lugar en penetración de banda ancha en América Latina, después de Chile con un 9,3 por ciento.

"Un crecimiento del 10% en conexiones de Internet de alta velocidad se traduce en un 1,3% de incremento en el crecimiento económico del país -año sobre año de incremento del PIB real per cápita-", recordó el director regional de Cisco para el Cono Sur, el argentino Juan Pablo Estévez.

Promoción

Esta estimación pertenece al Banco Mundial y, para Estévez, "confirma la importancia que tiene promover la banda ancha, que es una inversión que impacta directamente en la productividad de una Nación".

Según el informe, en el primer semestre de este año se sumaron 186 mil conexiones de banda ancha fija y 127 mil conexiones móviles, "en un contexto económico mundial de crisis", remarcó.

El segmento de Internet de alta velocidad, en todas sus tecnologías (ADSL, cablemodem, satelital, inalámbrica, entre otras), es el único del sector de telecomunicaciones que siempre tuvo incrementos positivos en cantidad de usuarios, aún durante la crisis de 2001/02.

En el mercado local, el segmento residencial acapara 94% de las conexiones mientras 6% son contratadas por empresas. Los usuarios argentinos de internet se caracterizan por ser fuertes demandantes de tecnología y han obligado a las empresas a ofrecer accesos de altas velocidades.

Por ello, 35 por ciento de las conexiones del parque instalado de cuentas de banda ancha en la Argentina son de 3 mbps.

Aumento

Este nivel de velocidad se corresponde con el incremento en la demanda de aplicaciones como web 2.0, computación en "la nube", video y redes sociales, que generaron un cambio sustancial en el uso de la red, por la participación de los usuarios que suben y bajan información y datos al tiempo que generan nuevos escenarios para el debate, el diálogo y el reencuentro.

En tanto, de las 12 millones de viviendas consideradas por el INDEC (Instituto Nacional de Estadística y Censo), alrededor de tres millones de hogares poseen conexión a banda ancha. Así, un 28,4 por ciento de las viviendas argentinas tienen conexión a Internet con este tipo de tecnología.

Respecto de la distribución geográfica, en el primer semestre del año se verificó un incremento de 9,2% en las conexiones de banda ancha fuera del área metropolitana, mientras que en Buenos Aires y conurbano la suba fue de 4,8%.

En ese sentido, el informe destacó que "crece la proporción de suscripciones de banda ancha móvil en el interior del país debido al mayor despliegue de redes móviles".

Escenario

Esa maldita brecha

La tecnología siempre se movió a una velocidad sorprendente. Sin embargo, el fenómeno de Internet se generó, creció y maduró con una rapidez aún más asombrosa. Aunque la vida de la web es ínfima dentro de la línea temporal de la historia humana, es abismal la influencia que en poco tiempo logró sobre los usos y costumbres de los seres humanos.

Los defensores de la herramienta aseguran que facilitará cada vez más la vida de la gente. Sus detractores se centran en los peligros que genera y apuntan a la maldita brecha digital. Mientras tanto, según una encuesta reciente, la mayoría de los argentinos prefirió suspender las salidas a comer afuera antes que perder la conexión a la web en sus hogares.

Extremos

Los detractores deberán entender que, les guste o no, no sólo Internet llegó para quedarse sino que su presencia crecerá de una forma aún inimaginada. Por eso, el eje de estos tiempos debe ser el de un fuerte combate contra la maldita brecha digital. Sin embargo, las nuevas mediciones insisten en demostrar que la brecha continúa en proceso de achicamiento. Sigue siendo grande y existe, pero su proceso de reducción avanza mes a mes.

Además, será vital centrarse en el aprendizaje y utilización de estas nuevas herramientas. Es que hoy, los maestros enseñan a los alumnos en el aula. Pero los alumnos le enseñan a los maestros sobre la web. Semejante ironía genera que la herramienta que podría transformarse en una clave para la igualdad en la educación, hoy sea un objeto de temor para aquellos que deben educar.

55

En 2008, una conexión de mínima velocidad (640 K) costaba en promedio 44,17 pesos. En 2009, según el registro de Cisco el costo trepó a 55,77 pesos. En tanto, este año el promedio del costo de una conexión de máxima velocidad (10 Mbps) cuesta en promedio 495,87 pesos (todas en el servicio de cable módem), lo mismo que en 2008. Esto marca un aumento de precios en general para las conexiones de menor velocidad. El foco de los proveedores en las opciones de mayor velocidad provoca un mantenimiento de los precios de las velocidades máximas.

5

La meta del mercado argentino de banda ancha 2010 indica que se superarían las cinco millones de conexiones de banda ancha. En 2005 eran 953 mil las conexiones. Si se consideran las suscripciones de banda ancha móvil, falta menos de un millón de conexiones para llegar a esa meta.

354

Las conexiones de banda ancha móvil crecieron un 55 por ciento durante el primer semestre de este año, contando con 354 mil suscriptores. Además, creció la proporción de suscripciones de banda ancha móvil en el interior del país debido al mayor despliegue de redes móviles, con un 49 por ciento frente al 55 del área metropolitana.

9,3

En Argentina, la penetración de la banda ancha es del 9,3 por ciento. Se ubica segunda, detrás de Chile que tiene un 9,7. Detrás, aparecen Uruguay (8,5), Brasil (5,8), Colombia (4,7) y Perú (2,9). En tanto, la mayoría de los países europeos superan el 15 por ciento. Por ejemplo, Alemania cuenta con un 29,9 por ciento, España e Irlanda con el 20 y Portugal, 16,3 por ciento.

Comentá la nota